Un aristócrata decisivo en la Guerra de la Independencia

Carlos Fernández

A CORUÑA

El marqués de la Romana dirigió a los resistentes gallegos?en la lucha contra los franceses tras la retirada de Moore

02 mar 2008 . Actualizado a las 02:00 h.

Apunta Martínez Salazar en su libro sobre la Guerra de la Independencia que ninguno de los caudillos de dicha confrontación fue tan amado por los gallegos como el marqués de la Romana, al que le fue confiado el llamado Ejército de la Izquierda para operar de acuerdo con las fuerzas de Sir John Moore en retirada hacia A Coruña y en las luchas posteriores en Galicia.

Pedro Caro y Sureda, tercer marqués de la Romana, nació en 1761 en Palma de Mallorca, estudiando en el Colegio de la Trinidad, en Lyon, e ingresando con catorce años en la Marina de Guerra. Fue en 1778 alférez de fragata y sirvió a las órdenes de Gravina. Pasó luego al Ejército, siendo ya mariscal de campo cuando se firmó la paz de Basilea. También fue capitán general de Cataluña. Tras su expedición al norte de Europa para auxiliar a Napoleón, entonces aliado de España, consiguió retirar sus tropas hacia España en una acción que le dio gran fama.

Ejército de la Izquierda

Arribó al puerto coruñés el 19 de octubre de 1808, saliendo posteriormente rumbo a Santander, donde se le confiere el mando del Ejército de la Izquierda con la misión de operar junto a las tropas de Moore. El inglés, que tenía su orgullo, desoyó los consejos del marqués para defenderse de Soult en el Manzanal y emprendió la marcha hacía la ciudad coruñesa, dejando abandonado al español que, a duras penas, logró llegar a Portugal con el ejército diezmado.