Los hermanos Pita, frente a frente en la Gran Vía madrileña


Casualidad coruñesa. Con lo grande que es España y la cantidad de locales que hay, dos hermanos coruñeses coinciden estos días frente a frente en sendos teatros de la Gran Vía madrileña. Me refiero a Armando y Alexia Pita , dos grandes bailarines de la ronda de Outeiro que desde hace años triunfan sobre las tablas de los mejores escenarios. Armando representa el papel de Lumier en el musical La Bella y la bestia en el teatro Coliseum. A menos de cien metros y en la acera de enfrente, en el Lope de Vega, se anuncia el también espectáculo musical Jesucristo Superstar, y entre las artistas figura el nombre de Alexia. «Los coruñesiños Pita abarrotan la Gran Vía», me dice su padre, tan sonriente como orgulloso. «Fuimos a verlos actuar a los dos y sólo tuvimos que cruzar la calle», apunta Juan Pita Varela , el feliz progenitor de las figuras. Armando ya es un clásico de los musicales y también comenzó su carrera teatral, de hecho lo vimos en el Teatro Rosalía de Castro hace poco con la obra El Reino de la tierra acompañando a Blanca Marsillach . Alexia, tras dos años en Portugal, dejó el ballet contemporáneo de Lisboa para incorporarse al nuevo montaje de Jesucristo Superstar, en el que siempre sale, aunque cubre varios papeles según las bajas que haya en la compañía en cada función. Ahí los tienen en el corazón de Madrid como si se tratase de la calle coruñesa Real que tan bien conocen. «Las obras están funcionado muy bien, así que tenemos Gran Vía para rato», pronostica Armando poco antes de representar una nueva función del exitoso musical. Ojalá que cuando salgan de gira hagan escala en A Coruña. En su casa. Una voz especial. Que cantó el tema principal de la película De Profundis con la mismísima Ainhoa Arteta . Me refiero a Carmen Rey , vecina del Burgo e hija de Xosé Rey Lago, el escultor del metal que da nombre a la sala de exposiciones de los molinos de Acea da Ma. Pero al margen de anécdotas, lo importante es que acaba de sacar a la luz su segundo cedé, con el título genérico de Meu . «Para mí es un sueño hecho realidad y una consecuencia de muchas casualidades. Por eso hay cinco años de diferencia entre el primer y el segundo disco», comenta esta artista que también ejerce de profesora de música y canto, su gran pasión. Merece la pena escuchar su poderosa voz con alma de blues. «Intenta ser una voz negra, pero no lo consigue», afirma con humildad la cantante.

Que se dice pronto. La Asociación Cultural y Recreativa Comarcal Vivariense, es decir, el grupo de amigos de la maravillosa localidad de Viveiro que residen en A Coruña, está celebrando su veinte aniversario. «El próximo 9 de noviembre celebramos el último acto en la fundación Caixa Galicia con una actuación de la prestigiosa Orquesta Municipal de Cámara de Xove», me comenta el presidente, César Pais . Dentro de los actos que llevan organizado destaca el recital del grupo de voces del Casino-Club Náutico Escolma de Meus, que consiguió un gran éxito en el auditorio de la Ronda de Nelle.

Con los quejíos de Diego El Cigala resonando en el ambiente, ayer se estrenó en el teatro Colón la obra Desconcierto, que estará en cartel hasta el próximo miércoles, día en el que habrá dos funciones, al igual que ayer. El gran atractivo de la obra radica en la presencia del eterno galán Arturo Fernández, por el que pasan los años, pero apenas se le notan. Al asturiano lo hemos visto infinidad de veces en los escenarios coruñeses. El veterano actor llegó acompañado Amparo Climent y Eva Serrano . Recuerdo una ocasión en la que hizo escala en A Coruña y con él debutó Sofía Mazagatos . La obra que interpreta estos días va de un apuesto, maduro y famoso director de orquesta que tiene dos grandes pasiones en la vida, la música y -como no podía ser de otra forma- las mujeres. Todavía esperan cinco funciones más.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los hermanos Pita, frente a frente en la Gran Vía madrileña