El Masculino celebra sus 60 años con una exposición

La directora del centro pidió en presencia del delegado provincial?de Educación que se remodele el edificio


Con una exposición celebra el Instituto Salvador de Madariaga, más conocido como «el Masculino», sus 60 años de actividad. La muestra se inauguró ayer con un acto al que asistió el delegado provincial de Educación, José Manuel Mouriz.

A Coruña, que gusta de presumir de pionera, no lo fue (ni siquiera en el ámbito gallego) a la hora de tener instituto. La primera fue Lugo, en 1842; le siguieron Ourense, Pontevedra y Santiago en 1845; después llegó el turno de Monforte, en 1848.

El Masculino es «continuador» del primer instituto de la ciudad herculina, el «Instituto de Segunda Enseñanza de La Coruña», creado por una Real Orden del 10 de septiembre de 1862. Su primera ubicación fue en el número 6 de de la calle Herrerías, en el pazo de los marqueses de Camarasa. En 1898 se trasladó al edificio Eusebio da Guarda, en la plaza de Pontevedra. Tras la guerra, se crearon dos secciones: femenina y masculina. La segunda se mudó al actual edificio de Riazor, inaugurado el 23 septiembre de 1947. «Esta vida nómada nunca nos hizo desviarnos de nuestra razón de ser: educar», dijo ayer Rosaura Hernández, directora del centro, quien también hizo una reflexión pesimista sobre la preparación de los estudiantes españoles: «Nuestros alumnos van peor armados para el futuro que sus padres y sus abuelos». Después le replicó el delegado provincial de Educación, que dijo no compartir esa apreciación. «Temos o mellor ensino, os mellores alumnos e o mellor futuro». La directora también hizo alusión a las «deplorables huellas que el paso del tiempo ha dejado en el edificio». Después matizó a La Voz estas declaraciones: «Han pasado 60 años y el edificio necesita un pequeño repasito».

Unido al Ramiro de Maeztu

Ese 23 de septiembre de 1947, el dictador cortó varias cintas. Inauguró cinco centros oficiales: el pabellón de la Escuela de Trabajo y los edificios de la Escuela de Comercio, el Museo Provincial y el Gobierno Civil, además del instituto.

El autor del proyecto de este último fue Eusebio Sánchez, el mismo que realizó esta labor en el Ramiro de Maeztu de Madrid, la cuna del equipo de baloncesto Estudiantes. Las obras, que comenzaron en marzo de 1943 y terminaron en mayo de 1946, costaron 3.398.208 pesetas. Estellés y Tenreiro, los del Banco Pastor, fueron los arquitectos que dirigieron la construcción. El edificio contaba con cine, que ya no se conserva, y capilla con un retablo barroco del XVII, que sigue existiendo pero se utiliza más bien con salón de actos. La biblioteca reunía más de 6.000 volúmenes

De entrada, el centro llevó el nombre del ministro de Educación Nacional, Ibáñez Martín, y después fue bautizado como Salvador de Madariaga, su nombre actual, aunque siempre ha sido conocido como «el Masculino».

La exposición consiste en una exposición de objetos, fotos, noticias de periódico y papeles relacionados con el centro escolar. «Tenemos todos los expedientes desde que hubo instituto en A Coruña hasta que nos trasladamos aquí. Desde entonces, conservamos sólo los de este centro», explica la directora. En los paneles lucen fotocopias de parte de la documentación de alumnos como Santiago Casares Quiroga, Pablo Ruiz Picasso, Urbano Lugrís, Nóvoa Santos, Wenceslao Fernández Flórez, Salvador de Madariaga, Torrente Ballester, Leopoldo Calvo Sotelo o César Antonio Molina.

Entre las láminas sorprende una copia del cuadro de horarios del centro en el curso 1947-48, en el que se puede apreciar que había clases los sábados. También una fotografía de un partido de fútbol entre «vagos» y «chapones». Ganaron los primeros por 6-3.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
0 votos

El Masculino celebra sus 60 años con una exposición