La niebla obligó a desviar cuatro vuelos al aeropuerto de Santiago

El ILS 2/3 tampoco permitiría aterrizar en Alvedro por la densidad de los bancos nubosos El dispositivo de visibilidad podría quedar instalado a finales de este año


a coruña

Un manto de niebla cubrió ayer toda la comarca coruñesa desde primera hora de la mañana, lo que causó importantes problemas en el aeropuerto de Alvedro, desde donde tuvieron que desviarse cuatro aviones a Santiago. Los enlaces afectados fueron los de primera hora de Madrid y Barcelona que realizan Iberia (2 vuelos), Spanair y Clickair. Los pasajeros que aguardaban en la terminal coruñesa para volar a estas ciudades tuvieron que subirse a un autobús para poder despegar desde Lavacolla con varias horas de retraso.La instalación completa del sistema antiniebla ILS 2/3 en la terminal coruñesa es posible que tampoco hubiera evitado los desvíos, puesto que la densidad de los bancos nubosos era mucha y los pilotos no tendrían suficiente visibilidad para tomar tierra. Algo parecido ocurre en el aeropuerto de Heathrow, en Londres, que, a pesar de contar con el dispositivo ILS 3, muchas veces se ve obligado a cancelar o desviar aviones por la espesura de la niebla, que hace imposible realizar un aterrizaje seguro. Gracias a la colocación del ILS 2/3 en la pista sur de Alvedro, los pilotos podrán realizar las maniobras para tomar tierra cuando las condiciones de visibilidad les permitan divisar un mínimo de 300 metros. Hasta el momento, AENA había fijado para el aeropuerto coruñés -que ahora cuenta con el dispositivo ILS 1- un límite de 800 metros, aunque cada compañía aérea tiene establecidas sus propias barreras, y, en último caso, también depende de la decisión del comandante de la aeronave.Hasta un 60% menosDe todas formas, se estima que este nuevo dispositivo antiniebla permita evitar un 60% de los desvíos que se producen en la actualidad en Alvedro. Según habían anunciado las distintas administraciones, la puesta en funcionamiento de este sistema podría ser a finales de este año y principios del próximo.Por el momento, en las inmediaciones del aeropuerto coruñés ya se han instalado una serie de balizas lumínicas que servirán para guiar al piloto en el aterrizaje y despegue. En los próximos meses, está previsto que se coloquen los equipos tecnológicos que emitirán señales, que podrán captar los aviones en vuelo para variar su rumbo y colocarse correctamente para tomar tierra, a pesar de no disponer de una visibilidad óptima. Tras esta fase, habrá un período de pruebas o calibrado del dispositivo, tras lo que se podrá en marcha. En este período, se prevé que se produzcan muchos desvíos, puesto que dejará de funcionar el ILS 1, para dejar paso al 2/3.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La niebla obligó a desviar cuatro vuelos al aeropuerto de Santiago