El Orzán y la calle de la Torre se doctoran en exaltación choqueira

Varias comparsas animaron la noche a quienes prefirieron divertirse en la calle Un niño resultó herido leve por la tarde al quemarse una mano con un petardo


a coruña

La noche del lunes al martes, como es tradición, volvió a ser la más concurrida del carnaval. Las calles del centro se llenaron de gente y se vieron muchos más disfraces que el pasado sábado. Había piratas, vaqueros, indios y demás razas propias del antroido.Un año más, la zona de copas del Orzán se convirtió en una fiesta al ritmo de las cuatro comparsas que se pasearon por las calles. La aglomeración era tal que apenas se podía andar. Monte Alto a Cien colocó su carrito en la esquina de Juan Canalejo con la calle Sol y provocó la algarabía en los alrededores. Hacia las cuatro de la madrugada el jolgorio llegó a su punto álgido. La música de El Justiciero y Os Maracos caldeó el ambiente. Y llegó el momento estelar de la noche, con la irrupción de la comparsa Pantaleón en la plaza de la Fuente Luisa. Sus componentes iban disfrazados al estilo Bonanza -caballitos incluidos-, y se presentaron y al son de la música de la mítica serie de televisión. La gente observaba el espectáculo sorprendida y entusiasmada. Ayer, la resaca se curó en la calle de la Torre, donde tuvieron lugar los principales actos. La tarde festiva transcurrió con tranquilidad. Hasta las nueve de la tarde sólo hubo una incidencia. Un niño de 11 años se quemó la mano con un petardo. Fue atendido por la Cruz Roja y siguió jugando.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El Orzán y la calle de la Torre se doctoran en exaltación choqueira