Los derechos de autor obligan a modificar la estatua de Lennon

Los abogados de Yoko Ono recomendaron cambiar el proyecto inicial para la coraza del Orzán La primera versión estaba basada en una imagen tomada por el fotógrafo Bob Gruen en 1974


a coruña

Un problema con los derechos de autor de la fotografía que Bob Gruen hizo a John Lennon en una azotea de Nueva York, y que iba a servir de base para la estatua del beatle que se instalará en la coraza del Orzán, ha retrasado dos meses el proyecto y ha terminado por provocar un cambio en la imagen del monumento. «Le enviamos la fotografía al abogado de Yoko Ono, Peter Shukat, pero él nos adelantó que podríamos tener problemas con los derechos de autor. Intentó contactar con Gruen para resolver el problema, pero no pudo», recuerda Chema Ríos, el médico coruñés amigo de la viuda de Lennon que promueve la iniciativa. Tras varios correos electrónicos con Shukat -de Shukat, Arrow, Hafer & Weber, la firma más reputada de derecho especializado en la industria del entretenimiento de todo Nueva York-, Chema Ríos contactó con Yoko para plantearle el problema.La viuda del beatle le envió entonces dos fotos de su archivo privado, aunque tanto Ríos como el escultor encargado de construir el monumento, José Luis Ribas, no las consideraron idóneas para inspirar la estatua: una de ellas correspondía a la última etapa del músico, con una larga barba, y, en la otra, no se le veía muy favorecido. «Los problemas con la tramitación de la imagen nos hicieron perder dos meses, así que, al final, optamos por no tomar una única foto como referente, y lo diseñamos en otra postura y con una guitarra sobre las piernas», explica Ribas.FundiciónEl escultor lleva más de dos meses trabajando en el proyecto. Primero realizó un esqueleto con hierros y madera, sobre el que Ribas está moldeando la arcilla, que, dentro de dos semanas, utilizará para crear los moldes de poliéster. Una vez completada esa etapa, el gobierno municipal debería realizar el primer pago por la estatua, ya que los moldes tienen que enviarse a la fundición acompañados de varios miles de euros. De allí saldrá la versión final del John Lennon coruñés, en bronce, que se colocará a medio camino entre la torre de Hércules y el obelisco Millennium. La réplica del beatle será algo más grande que el original: las proporciones de una escultura sentada han de ser mayores que las de una vertical, y el Lennon coruñés medirá dos metros y medio de pies a cabeza.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los derechos de autor obligan a modificar la estatua de Lennon