Un coruñés, condenado a ocho años por violar a una mujer en Logroño

El hombre, que tenía novia formal cuando fue detenido, abusó de una niña en 1998 La policía lo sorprendió encima de la víctima, a la que había arrastrado entre dos coches


a coruña

Una niña coruñesa de ocho años fue a comprar chucherías a una librería la tarde del 16 de diciembre de 1998. Al regresar de nuevo a casa, un joven la siguió y se coló tras ella en el portal. Llamaron juntos al ascensor y juntos se metieron en él. Nada más arrancar el elevador, entre el primer y el segundo piso, el joven le dio al stop y comenzó a masturbarse delante de la pequeña, hasta llegar a eyacular sobre su suéter. La niña comenzó a gritar, el joven la empujó violentamente y se esfumó.Los padres de la cría acudieron rápido a su auxilio. Algún familiar intentó alcanzar al que había hecho aquello, pero tras dar una batida por la zona no encontró a nadie sospechoso. La policía, que sólo contaba con el ADN del agresor -sacado del semen impregnado en el suéter- y vagas características físicas proporcionadas por la cría, movió Roma con Santiago, pero sin éxito. Aquel joven no aparecía por ninguna parte. Su perfil genético fue enviado al departamento de análisis biológicos de la policía científica para cotejar su ADN con el de otros agresores sexuales que allí estaban fichados. Tampoco esto dio frutos. La prenda impregnada con semen quedó archivada en el banco de datos de anónimos para posteriores comparaciones en la policía científica. Pasaron los años, y el autor de aquéllo continuaba libre. Hasta que cometió un error. En septiembre del 2002, aquel joven violó salvajemente a una mujer de mediana edad en pleno centro de Logroño. Luego lo intentó con otra. A los pocos minutos fue detenido y posteriormente ingresado en prisión.Base de datosLa policía de La Rioja extrajo una muestra de ADN del cuerpo del violador y la envió al departamento de análisis biológicos. Los resultados fueron esclarecedores: Ese hombre que violó en Logroño a una mujer y lo intentó con otra es el mismo que cinco años atrás se masturbó delante de una niña en A Coruña.Diego Barrientos fue juzgado esta semana en Logroño. El fiscal pedía para él una condena de quince años de cárcel por un delito de violación y otro en grado de tentativa. Pero su abogado negoció y logró un acuerdo en virtud del cual la condena se rebajó a ocho años de prisión. El hombre, que llevaba dos meses trabajando en La Rioja como albañil reconoció que en la madrugada del 22 de septiembre persiguió a una mujer por una calle céntrica de Logroño. Le dio alcance, la tiró al suelo y cuando se disponía a violarla apareció por el lugar una mujer. Diego se levantó y huyó. Pero continuó agazapado en la zona para intentarlo de nuevo con la misma víctima. La siguió hasta el portal de su casa y cuando se le echaba encima apareció un vecino. El violador escapó. Tres horas después, también en el centro de Logroño, persiguió a otra mujer, la emboscó entre los coches estacionados y la violó. Al terminar, un coche de la policía que patrullaba por la zona lo sorprendió, deteniéndolo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un coruñés, condenado a ocho años por violar a una mujer en Logroño