CONTENIDO PATROCINADO
  • La entidad financiera, con la mayor y más innovadora red de terminales de autoservicio de España, incluye en todos sus cajeros el módulo para la lectura y actualización de las libretas clásicas.
  • El servicio para los clientes sénior en los cajeros cuenta con un menú simplificado de operaciones, ‘CaixaFácil’, pensado para los clientes de más de 75 años poco familiarizados con las nuevas tecnologías.
  • CaixaBank ha sido pionero en la banca española en implantar la figura del gestor sénior para que los clientes de este colectivo cuenten con una persona de referencia en su oficina.

Cuando, a principios del siglo XX, empezaron a extenderse en España las libretas de ahorro, pocos se imaginaban que este útil recurso se convertiría en una ayuda imprescindible para las familias a lo largo de varias generaciones. Su popularidad creció tanto que, hoy día, en plena era de las nuevas tecnologías, todavía muchas personas utilizan su libreta de toda la vida para la gestión de la economía familiar.

Es muy habitual que, en la red de oficinas de la entidad, la mayor de España, con más de 3.800 sucursales repartidas por todo el país, cada día haya clientes que se acerquen a actualizar su libreta para comprobar el saldo y los últimos movimientos realizados.

Por eso la entidad financiera, en el marco de su compromiso de atención especializada a las personas mayores, ha completado la instalación del módulo de libretas en el 100% de su red de cajeros. Incluso los más modernos y avanzados terminales de CaixaBank, que cuentan con lector contactless y las últimas innovaciones en biometría para el reconocimiento facial, también ofrecen el servicio de lectura y actualización de libretas. Así, los clientes pueden utilizar cualquier punto de la red de la entidad, compuesta en España por más de 12.000 cajeros, para comprobar su saldo y movimientos con el instrumento que ellos prefieran: móvil, tarjeta y, por supuesto, la clásica libreta.

La libreta, a disposición de los clientes de CaixaBank que lo necesiten

CaixaBank mantiene el soporte libreta para los clientes mayores de 26 años que así lo deseen. De hecho, la pueden solicitar en su oficina y se les proporciona sin ningún coste añadido. Tampoco hay cuota de mantenimiento adicional por el uso de libreta.

La única condición es el compromiso del cliente de mantenerla mínimamente activa; es decir, actualizarla al menos una vez al año. En el caso de las personas mayores de 60 años, el plazo mínimo de uso se extiende a dos años: basta que en todo ese periodo la utilicen al menos una vez para que la libreta se considere vigente y operativa. Los mayores de 70 años pueden utilizar su libreta cuando quieran, porque en su caso no se han establecido mínimos de uso y la cartilla nunca se dará de baja de forma automática.

Cajeros más accesibles para las personas mayores

Los cajeros de CaixaBank están entre los más avanzados del sector y permiten realizar más de 250 operaciones. Incorporan todas las novedades en accesibilidad para que cualquier persona pueda usarlos intuitivamente. Además, CaixaBank organiza sesiones de formación en digitalización para sus clientes para ayudar a mejorar en el uso de los cajeros y de la banca digital a quien quiera estar más familiarizado con ello. En 2022, realizó más de 3.000 sesiones de este tipo, con una excelente valoración por parte de los asistentes. Más de 15.000 personas se inscribieron en alguna de estas formaciones..

El servicio para los clientes sénior en los cajeros se ha reforzado también con la implantación, en toda la red de CaixaBank, de un menú simplificado de operaciones, ‘CaixaFácil’, pensado para las personas menos familiarizadas con las nuevas tecnologías. El cliente no tiene que seleccionar nada especial para activarlo: en cuanto introduce su libreta o tarjeta, el sistema identifica, automáticamente, las preferencias que tenga configuradas esta persona y, si es el caso, activa el menú sencillo, que ofrece de forma destacada las opciones de operativa habitual, con una tipografía de mayor tamaño y un diseño adaptado.

Personal especializado en la atención del cliente sénior y más operaciones en ventanilla

Siempre que un cliente necesite ayuda para el uso de un cajero de la entidad, los empleados de la oficina estarán dispuestos a darle soporte: le acompañarán al terminal y le mostrarán cómo realizar la operación, todas las veces que sea necesario.

Además, en buena parte de la red de CaixaBank, existe personal especializado en la atención al segmento sénior, que no solo ayudan en el uso del autoservicio, sino que ofrecen asesoramiento y todo tipo de atención personalizada. Se trata de los gestores sénior, una nueva figura de la que CaixaBank ha sido pionero en la banca española, y que se está implantando en toda la red para que los clientes de este colectivo cuenten con una persona de referencia en su oficina. Son gestores con formación en gerontología, empleados expertos y empáticos, que crean un nuevo modelo de relación con el cliente sénior basada en la confianza.

Más de la mitad de ellos ya están operativos y atendiendo a los clientes, que pueden contactar con ellos dirigiéndose a su oficina, por teléfono directo e incluso por Whatsapp, para que les resulte más sencillo.

En paralelo, las oficinas con puesto de caja ofrecen la posibilidad de atención en ventanilla. CaixaBank ha reforzado este servicio especialmente para las personas sénior, y ha ampliado el número de veces que pueden realizar operaciones en ventanilla sin tener ningún coste añadido, pasando de 4 a 5 veces al mes. Además, desde marzo de 2022, no hay ningún tipo de limitación horaria para el uso del servicio de ventanilla: mientras la oficina esté abierta, los clientes pueden dirigirse a él.