CONTENIDO PATROCINADO

Trabajar desde tu propia casa tiene sus ventajas… ¿A quién no le gusta currar en pijama o en el sofá de vez en cuando? Aun así, y a pesar de lo que pueda parecer, el terreno económico no es precisamente uno de los beneficios de trabajar desde casa.

Como ya te habrás dado cuenta, si pretendes tener éxito como freelance necesitarás una rutina o, al menos, necesitarás un lugar reservado para desarrollar tu actividad profesional. Puede resultar menos evidente, pero, aunque ese espacio sea una habitación en tu propia casa, tendrás que pagarla cada mes.

El incremento del precio de alquiler residencial podría justificar, en sí mismo, el replantearte la cuestión del teletrabajo. Pero la cosa no termina ahí, ya que mientras trabajas en tu casa estás gastando luz, agua, calefacción, equipamiento, aire acondicionado… Y todo eso sale de tu bolsillo. Además, todo aquel que teletrabaja está obligado a recurrir -en ocasiones a diario- a las reuniones de cafetería; un verdadero pozo sin fondo en lo que a tiempo y dinero se refiere. 

«Antes pagaba una habitación extra. NEURALL me cuesta menos: llego a más clientes, doy una imagen profesional y, además, desgravo todo». Óscar L., desarrollador web

Lo mismo sucede con la captación de clientes. Por suerte o por desgracia, o estos no suelen aparecer casualmente por el salón de tu casa, por lo que llegar hasta ellos te supondrá más gastos en publicidad, visitas, eventos o ferias. Sin olvidar que todo esto procede de tu tiempo de trabajo o lo que es lo mismo -si eres autónomo-: de tu dinero.

Ya queda patente que el hecho de que trabajar en casa no es tan barato como uno podría pensar. Ahora toca analizar -al margen de otros beneficios- por qué las ventajas fiscales están llevando a cada vez más profesionales autónomos a unirse a los coworkings.

Beneficios fiscales

Hay siete argumentos de peso para pasarse del teletrabajo al coworking en lo que a fiscalidad se refiere:

1- La gran mayoría de los autónomos tienen el domicilio fiscal de su empresa en su vivienda habitual. Pero gracias a trabajar en un coworking podrás disponer de una dirección fiscal independiente a la de tu casa, lo que te permitirá, además de separar el correo profesional del personal, evitar dar la dirección de tu hogar a tus contactos laborales. Tan sólo tendrás que dar de alta el coworking como domicilio fiscal a través del Modelo 036 en Hacienda.

2- El alquiler de un espacio de coworking es un gasto deducible en IRPF e IVA, tanto en las liquidaciones trimestrales como en la declaración de la renta. Esto no sucede con tu domicilio habitual, del cual únicamente podrás deducir una proporción realmente pequeña y siempre con la condición de que tu arrendador esté dispuesto a hacerte una factura con IVA e IRPF, lo cual no suele ser habitual.

3- Los suministros que consumas en un coworking están incluidos. En un domicilio propio debes, al igual que pasa con el alquiler, conseguir una factura con IVA e IRPF de agua, luz y demás suministros que consumas, de los cuales solo podrás deducir el 20% de la proporción afectada. Es decir, si ocupas el 30% de la casa para tu actividad profesional, solo podrás deducir el 20% de los suministros que correspondan a ese 30%.

4- Una de las características principales de estos lugares de trabajo, es que ofrecen la posibilidad de alquilar ciertos espacios según las necesidades que puedan surgir en tu día a día. Desde salas de reuniones hasta cabinas para realizar videollamadas o, en el caso de NEURALL, incluso un plató audiovisual. Todo ello se verá reflejado en tu factura y, por supuesto, será desgravable también.

5- Muchos de los gastos que realizas en cafeterías u otros locales resultan complicados de justificar. En cambio, desde el café hasta las fotocopias estarán debidamente justificadas si trabajas en un coworking, por lo que no tendrás ningún problema para desgravarlas.

6- Dependiendo de tu actividad económica podrás desgravar desde un 50% del IVA, hasta el 100% del IVA y el IRPF de los gastos relacionados con tu vehículo. Justificar los tickets de la ORA resulta prácticamente imposible ya que no dispondrás de factura. Sin embargo, si tu coworking dispone de aparcamiento, este gasto también será desgravable por tu parte.

7- Habitualmente, los coworkings disponen de una gran variedad de cursos, no necesariamente con la intención de hacer negocio con sus inquilinos, sino como vía para fomentar el crecimiento personal y las relaciones entre los diferentes trabajadores. De nuevo, todos los cursos relacionados con la actividad económica del autónomo podrán desgravarse.

Recepción de Neurall. Los coworking se presentan como la mejor opción para centralizar la actividad empresarial: captación de clientes, networking, calidad y variedad de los servicios o el entorno son solo algunas de sus ventajas.

Recepción de Neurall. Los coworking se presentan como la mejor opción para centralizar la actividad empresarial: captación de clientes, networking, calidad y variedad de los servicios o el entorno son solo algunas de sus ventajas.

El equipamiento y las prestaciones es lo que hace que un coworking destaque sobre otro. Cabinas para videollamadas, plató de televisión, salas para reuniones, zonas comunes... Todo cuenta a la hora de decidirse.

El equipamiento y las prestaciones es lo que hace que un coworking destaque sobre otro. Cabinas para videollamadas, plató de televisión, salas para reuniones, zonas comunes... Todo cuenta a la hora de decidirse.

No todos los coworkings son iguales

Tras desgranar algunas de las ventajas fiscales de unirse a un coworking, puede que lo veas más claro a la hora de dar el paso. Si has hecho las cuentas y empiezas a plantearte qué coworking deberías elegir para mudar tu centro de operaciones, el fácil acertar eligiendo NEURALL. Contactos empresariales, captación de clientes, networking, calidad de los servicios, proyección, entorno… Simplemente, no hay ningún coworking en la ciudad tan equipado como NEURALL Community Link Centre. Tu carrera profesional, junto a NEURALL, sí pasará al siguiente nivel.

NEURALL está en Matogrande, en las instalaciones de Coruña Sport Centre. Es el mismo edificio donde se encuentran las pistas de pádel más aclamadas de la ciudad, el gimnasio CSC, el Soho Café, el Nordés Club Empresarial o el Instituto Médico Arriaza. Trae tu negocio a NEURALL y disfruta de descuentos y beneficios en todos los centros mencionados.

Ana Barreiro, directora de Neurall y gerente de la Clínica Arriaza en A Coruña

«Nuestro 'coworking' tiene plató de televisión y agencia de 'influencers'»

Loreto Silvoso

Septiembre es el mes de los cambios y de los nuevos proyectos. Este miércoles abría sus puertas en el edificio Coruña Sport Centre de Matogrande un nuevo concepto de coworking de 1.300 metros cuadrados, que dirige Ana Barreiro (Viveiro, 1973).

—¿Cuántas veces ha explicado qué es Neurall?

—He perdido la cuenta. No sé ni qué hora del día es. No he parado ni para comer. ¡Pero estoy encantada, eh!

—¿Percibe interés?

—Sí. Ya hemos cerrado unos cuantos contratos. Creo que la cosa va muy bien. Ha sido un día largo, pero lo he disfrutado.

Seguir leyendo