CONTENIDO PATROCINADO

¿Cuándo y por qué empieza a envejecer la piel de las mujeres? Te contamos cómo detener el reloj y lucir más joven

El envejecimiento facial está producido por una serie de fenómenos que, con el paso de los años, provocan que nuestra piel se vea menos juvenil.


Son muchas las personas que se preguntan cuándo inicia este proceso de envejecimiento. Las doctoras María Jesús Álvarez y Virginia Archanco del Hospital Quirónsalud Miguel Domínguez, nos traen la respuesta y las opciones para detener el reloj y lucir una piel joven.

¿Cuándo empieza a envejecer la piel? 

«Aunque pueda resultar increíble, la piel comienza a envejecer a partir de los 25 años. Es sobre esta edad cuando empiezan a asomar pequeñas arrugas alrededor de los ojos o alguna imperfección cutánea como manchas o marcas de acné», comenta la doctora Álvarez. 

La aparición e intensidad de estos signos depende, en gran medida, de la genética, el consumo de tabaco y/o alcohol, el estrés y la exposición solar a la que nos hayamos sometido; «aunque llevar una dieta equilibrada y dormir suficiente sin duda ayuda a retrasar la llegada de los mismos y preservar el buen estado de nuestra piel», apunta la doctora Archanco. 

Estas señales van aumentando poco a poco con el paso del tiempo, pero al acercarnos a la premenopausia (sobre los 40 años) los cambios empiezan a ser más rápidos y acusados, porque producimos menor cantidad y de más baja calidad tanto de colágeno como de elastina, lo que supone una importante pérdida de firmeza de la piel, que se vuelve más fina en sus capas profundas y más gruesa en las superficiales.

¿Qué puedo hacer para evitar el envejecimiento de mi piel? 

«Es fundamental el cuidado diario a través del uso de cremas hidratantes y protector solar. Llevar una dieta variada y equilibrada y dormir las horas suficientes también son factores importantes», explica Álvarez. «No obstante, en la actualidad existen intervenciones y tratamientos médicos y quirúrgicos que nos pueden echar una mano para ralentizar el reloj biológico y conseguir ese aspecto rejuvenecido tan deseado», añade. 

«Los peelings y la mesoterapia nos permiten mejorar la hidratación y la calidad de la piel; podemos disminuir las arrugas empleando Botox y ácido hialurónico o recuperar el volumen mediante sustancias de relleno más profundas; con la blefaroplastia conseguimos eliminar la piel sobrante de los párpados; mientras que el retensado de los músculos faciales se logra gracias al lifting; para recuperar el volumen de los labios y de los pómulos existe la lipotransferencia, etc. El proceso de envejecimiento es diferente en cada paciente, por lo que la valoración por un médico especialista, con capacidad para integrar los distintos tratamientos adecuados en cada caso, es imprescindible», explicaba su colega, la doctora Archanco.

No existe un tratamiento único para todos, sino un tratamiento específico para cada persona en cada fase de envejecimiento. Por eso desde la Unidad de Medicina Estética y el Servicio de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora del Hospital Quirónsalud Miguel Domínguez, recomendamos siempre ponerse en manos de los mejores profesionales.

Conoce qué es la
factoría de contenidos
Votación
0 votos

¿Cuándo y por qué empieza a envejecer la piel de las mujeres? Te contamos cómo detener el reloj y lucir más joven