El viajero lo tiene claro. Ya no se valora el exotismo del lugar sino el disfrute de los espacios abiertos fuera de los núcleos urbanos. Ahora, cuanto menos masificado esté el destino, más papeletas para ser el elegido en estas vacaciones de la «nueva normalidad»

Espacios abiertos en todas sus versiones. En dos palabras: playa y naturaleza. Ese es el resumen de lo que más demandan los viajeros este año para sus escapadas y vacaciones. Tras más de un año de pandemia, de lo que más hay ganas es de disfrutar del aire libre: espacios abiertos, ventilados, donde se respire y desconecte y se pueda compartir tiempo de calidad con la familia y los amigos. Suena a obviedad, pero es simplemente un preaviso de que la alta demanda de estos destinos hará que la disponibilidad sea limitada, por lo que no conviene dejarlo para última hora, tal y como advierten desde la agencia compostelana Infinita Viajes.

Este año tienen especial relevancia los destinos vacacionales y de proximidad que ofrecen relax y aire puro. Desde las siempre seguras apuestas de las Islas Canarias, Islas Baleares (especialmente, Menorca) o la costa de Andalucía hasta el sur de Portugal o Madeira como opciones transfronterizas, el turista gallego tiene su objetivo bastante enfocado. Para los que buscan alejarse algo más, la tendencia tira hacia Cabo Verde, el Caribe o las islas Maldivas, ya que son opciones que facilitan al viajero desplazarse sin necesidad de cuarentenas ni medidas engorrosas y, además, cuentan con corredores directos desde España. De hecho, este año Maldivas cuenta con vuelo directo desde Madrid y Cabo Verde desde Santiago, todo un aliciente para decantarse por estos destinos.

Poniendo el foco en los viajes al Caribe, la demanda es alta ya que además de haber estado casi siempre en las preferencias vacacionales de muchos gallegos, son destinos en los que la mayor parte del día -por no decir toda- se está al aire libre, en ropa playera y con cero estrés alrededor. Sin más horarios que los del buffet del hotel, cuyos restaurantes suelen estar también en espacios ventilados, la amplitud de sus playas y recintos ofrecen al visitante todo lo que 2020 les ha robado: la libertad de movimientos.

Porque si hay algo que también ha cambiado la pandemia son las políticas de cancelación. Muchos destinos internacionales como Caribe, pero también Cuba, Riviera Maya, Cabo Verde, Madeira, Costa Rica o Maldivas incluyen cancelación gratuita, una tranquilidad extra para el viajero que no verá peligrar su dinero ni su tranquilidad en caso de no poder viajar debido a las restricciones.

Sin necesidad de avión

Ahora mismo, la preferencia para muchos viajeros es evitar el avión a toda costa. Se trata de un espacio cerrado y estanco en el que se pasan muchas horas y con mucha gente a muy poca distancia. La suerte es que, viviendo en España, las posibilidades de escoger destinos vacacionales sin necesidad de subir a un avión son muchísimas. Si lo que se busca es desconectar en plena naturaleza, el norte de Portugal es un destino que ofrece una gran variedad de opciones y una amplia oferta de ocio a un paso de Galicia. Algunas de las opciones son actividades de aventura en el parque da Serra do Gerés, playas de ensueño en la costa de Ofir o Esposende, escapadas en familia para recorrer parques acuáticos como el de Amarante o lanzarse en la tirolina gigante de 1500 metros en Pena Aventura.

Cómo no, un clásico como el Algarve nunca puede fallar como opción a tener en cuenta. Esta zona de la costa sur portuguesa ofrece mucha variedad de resorts, es accesible desde tierras gallegas y es el destino ideal para familias con niños.

Cierto es que desde el año pasado -y se sigue manteniendo la tendencia- es apostar por el turismo nacional. Ha tenido que venir una pandemia para poner destinos españoles como primera opción. No es que antes no hubiese esta preferencia pero sí que es verdad que no solía ser el destino principal a la hora de invertir más días de vacaciones. ¿Qué triunfa más dentro de nuestras fronteras y que no sean ni el archipiélago balear ni el canario? Sin duda, el Parque de la Naturaleza en Cabárceno (Cantabria) si se va en familia y visita a bodegas en la Ribeira Sacra si el plan es más para adultos.

Las ganas de viajar en busca de la desconexión y la tranquilidad de saber que las políticas de cancelación son ahora más flexibles que nunca, animan el mercado vacacional para ir, poco a poco, recuperando el espíritu viajero anterior a 2020. Las agencias ya lo notan y creen que esta proyección seguirá en ascenso.

La renovada agencia Infinita Viajes, en Santiago de Compostela.
La renovada agencia Infinita Viajes, en Santiago de Compostela.
Votación
9 votos
Conoce qué es la
factoria de contenidos

Playa y naturaleza: las dos grandes tendencias para las vacaciones de este año