CONTENIDO PATROCINADO

La importancia de la divulgación científica en los más pequeños

Despertar la curiosidad por la lectura y la ciencia en los niños ayuda a cultivar en ellos un pensamiento crítico y a que puedan tomar buenas decisiones en la vida


Si hay una obviedad en torno a los niños pequeños es que son curiosos por naturaleza. Tocar, chupar, agitar… todo lo que pasa por sus manos o su piel despierta en ellos emociones que van archivando en su pequeño cerebro y que luego asocian a ideas, sensaciones o hechos.

A lo largo de la infancia, el número de conexiones neuronales es tan grande que sería un delito desaprovechar todo lo que se va tramando dentro de sus pequeñas cabecitas para el futuro. El desarrollo de la lógica ayudará a los niños a resolver problemas cotidianos y saber adaptarse a situaciones y retos que se presenten en diferentes etapas de la vida.

Todos estos avances que se van produciendo en el desarrollo neurológico de los niños, deriva en la construcción de habilidades que bien podemos enmarcar dentro del conocimiento científico. Es por ello que, a través de la observación, poco a poco se va potenciando su curiosidad y, por consiguiente, el descubrimiento de la realidad que les rodea.

Sin duda, una de las actividades que más fomentarán la curiosidad en ellos desde edades tempranas es la lectura. Potenciar el hábito de leer desde edades tempranas ayuda en la adquisición de vocabulario, en formas de expresarse, en el desarrollo de la imaginación y la creatividad, fortalecer la concentración y, cómo no, dar forma a nuestra personalidad.

La lectura es una experiencia cultural que hay que aprovechar para despertar en los pequeños lectores el interés por temas que inicialmente nos pueden parecer arduos como es el caso de la ciencia. Si hay un libro de divulgación para niños que permite reflejar esto que comentamos es el de Martín, el científico, donde se ahonda en conceptos básicos de materias como la Biología, la Química o la Física pero explicadas con claridad y sencillez. El éxito del libro está en su protagonista, Martín, que vive numerosas aventuras en compañía de sus amigos a través de las cuales dan a conocer conceptos y leyes científicas con un lenguaje cercano y huyendo de términos especializados. La Ciencia de Jaun es la editorial que está detrás de este libro que da respuestas a la mayoría de preguntas que se hacen los pequeños de la casa: ¿Por qué se caen las cosas al suelo? ¿Por qué el agua se puede convertir en hielo o en vapor? Estas y muchas más cuestiones se resuelven a través de la diversión y del humor y acompañadas de ilustraciones muy atractivas.

La clave del libro está precisamente en la sencillez de las explicaciones. A lo largo de los quince capítulos se explican diferentes conceptos relacionados con la biología o la física para ir aclarando acciones cotidianas y situaciones que se presentan en el día a día. Son precisamente esos ejemplos cercanos los que ayudan a que los lectores comprendan lo que leen y desarrollen así el razonamiento y el pensamiento crítico.

Martín, el científico es un acierto a la hora de regalar un libro infantil. No solo propician un encuentro con la realidad sino que aportan herramientas para resolver y explicar los interrogantes que más interés despiertan en los niños a edades tempranas.

Conoce qué es la
factoría de contenidos
Votación
0 votos

La importancia de la divulgación científica en los más pequeños