CONTENIDO PATROCINADO

La energía (y el dinero) que se nos escapa por el tejado

Mejorando el aislamiento térmico de la cubierta podremos recuperar en cinco o seis años la inversión gracias al ahorro en las facturas de calefacción

Vivienda unifamiliar en Callobre (A Coruña) con teja cerámica curva roja Verea. AD+ arquitectura
Vivienda unifamiliar en Callobre (A Coruña) con teja cerámica curva roja Verea. AD+ arquitectura

PATROCINADO

La eficiencia energética es ya una prioridad en el sector de la construcción. Todos los elementos que integran una vivienda cuentan a la hora de lograr una mayor eficiencia: envolvente, puertas, ventanas, suelos, sistema eléctrico, etc. Pero, sin lugar a dudas, por su potencial, la cubierta es la estrella.

Cerca del 30% de la energía de un edificio se pierde por el tejado, por lo que asegurar su correcto aislamiento incidirá de manera directa en el ahorro energético total de la vivienda. Esto nos permitirá ahorrar calefacción en invierno y aire acondicionado en verano, mejorando la eficiencia del edificio y, de paso, los bolsillos del propietario.

Debemos tener en cuenta que la cubierta es, junto con las fachadas, la zona del edificio que está más expuesta a las inclemencias del tiempo. La acción del viento y a la lluvia y los cambios térmicos pueden producir su envejecimiento. Resulta entonces esencial apostar por materiales resistentes al clima adverso y por sistemas de instalación que garanticen su durabilidad y correcto aislamiento.

Fuente: Promotejado
Fuente: Promotejado

Rehabilitar un edificio mediante un sistema que aporte aislamiento térmico, ofrecerá beneficios a corto y medio plazo. Inmediatamente tras la reforma, notaremos el aumento del confort dentro de la vivienda o local, y a medio plazo, ahorraremos en el consumo de calefacción.

Esto se produce porque, al aislar una cubierta, evitamos que gran parte del calor que hemos generado en el interior se escape al exterior. De esta forma se reduce el consumo energético del edificio y la emisión de gases contaminantes a la atmósfera, logrando además un descenso importante de la factura mensual en calefacción.

Según los profesionales del sector de la rehabilitación y la reforma, mejorando el aislamiento térmico de la cubierta, podremos recuperar en cinco o seis años la inversión gracias al ahorro en las facturas de calefacción y climatización.

Ventajas de contar con una cubierta de teja correctamente aislada

Un edificio se aísla reduciendo su transmitancia térmica (medida del calor que fluye a través de un sistema constructivo), lo que a su vez hace que este gane inercia térmica (cantidad de calor que un material puede almacenar y cuánto tiempo tarda en absorberlo o cederlo).

Además de la reducción de la demanda energética de calefacción y refrigeración, el aislamiento mejorará el confort del usuario en su interior, eliminando los puentes térmicos. También aumentaremos el bienestar en el interior de la vivienda, consiguiendo un ambiente más saludable, con un clima más cálido y confortable sin fríos ni humedades.

Al mismo tiempo, las actuaciones en el tejado de una vivienda no implican grandes molestias para sus habitantes, ya que no afectan de manera directa a la vida diaria dentro del inmueble.

Claves: materiales de calidad e instalación con garantías

Los técnicos expertos en cubiertas recomiendan invertir en el aislamiento de las mismas. Manuel Verea, responsable de la Oficina Técnica de la empresa gallega Tejas Verea, señala que estos beneficios se aprecian «de manera inmediata» tras una renovación integral de las cubiertas con tejas cerámicas y aislamiento.

Verea destaca también la importancia de que la colocación del tejado la realice una empresa especializada, que «sepa garantizar el aislamiento en las zonas más conflictivas, como los remates o las chimeneas».

Tampoco el sistema elegido para colocar el tejado es un tema menor. «Nosotros contamos con un sistema de instalación propio: el Verea System, que en combinación con las tejas Verea, contribuye a mejorar el aislamiento térmico del edificio y la vida útil del tejado, pero es necesario que la cubierta esté bien ejecutada y que reciba las necesarias labores de mantenimiento con los años».

Conoce qué es la
factoría de contenidos
Votación
11 votos

La energía (y el dinero) que se nos escapa por el tejado