CONTENIDO PATROCINADO

Equipos que ayudan a los clientes a ser más productivos y rentables

Las industrias necesitan utilizar equipos que les ayuden a reducir sus costes de explotación, sean más rentables y sus resultados económicos se vean beneficiados. Quizás es algo poco conocido, pero los gastos en consumo eléctrico suelen ser de los más importantes para una industria.


La industria en general cada vez necesita más el mejorar su rentabilidad y productividad.

La competencia es cada día mayor, y los mercados están más globalizados, tendencia que parece no cambiar en poco tiempo.

Una empresa gallega, puede estar compitiendo con empresas del norte de Europa, de Asia o americanas, hoy no hay fronteras en el comercio.

Y, ¿cuál es la diferencia por la cual una red de distribución elegirá un producto fabricado en un país o en otro? ¿y el cliente?

Pensando en que se valore la calidad, este parámetro podrá permitir el poder vender a un precio más alto que sus competidores, pero, ¿en cuántas ocasiones se valora la calidad?

Lamentablemente en menos ocasiones de las que sería conveniente o adecuado.

Es por ello que, bien sea para conseguir mejores precios o mayores márgenes operativos, es necesario el hecho de estar continuamente implementando medidas que nos permitan reducir los costes operacionales.

Esto se puede conseguir haciendo mejoras continuas tanto en los procesos productivos, como en los equipos o maquinaria necesaria para los mismos.

Lo primero, obviamente implica cambios normalmente importantes, lo que supondrá evidentemente una modernización de la infraestructura básica.

Pero, lo segundo es quizás más sencillo, ya que actualmente hay equipos que pueden reemplazar equipos como motores eléctricos antiguos y poco eficientes, por nuevos que consiguen una amortización por el ahorro energético en plazos inferiores a 2 años.

En muchas ocasiones no es necesario hacer ninguna modificación en la bancada o lugar de emplazamiento, y la inversión es únicamente el coste del equipo nuevo.

El estudio normalmente es sencillo, y los beneficios que observa el cliente rondan fácilmente un 10-15% en reducción de consumo energético.

Esto es posible por la implementación de normativas de eficiencia, por ejemplo de motores eléctricos, las cuales aportan un enorme beneficio para el cliente o usuario final.

En aplicaciones que incluyen bombas o ventiladores, y que además es posible incluir variadores de velocidad, este ahorro se hace aún más evidente e importante.

En el caso de reductores y motorreductores las diferencias son tan grandes entre un tipo de equipo y otro, que en muchos casos la potencia del motor llega a ser del doble entre uno y otro.

En este caso, el consejo del especialista le conllevará muchas ventajas.

Pero también es posible aumentar la productividad consiguiendo reducir las paradas de producción no programadas, por la incorporación de un mantenimiento preventivo o basado en condición de la maquina supervisada.

De esta forma, se hará una supervisión de parámetros importantes de los equipos, y se tendrá una tendencia a un posible fallo, con la consiguiente planificación a la hora de poder tener un equipo de reemplazo en el momento adecuado, programar una parada para enviar el motor a mantenimiento, revisar parámetros, etc.

Como vemos, es importante contar con empresas que nos apoyen, nos ayuden, nos aconsejen e indiquen que alternativas podemos utilizar.

En este sentido, WEG tiene el compromiso de crear productos de calidad y soluciones eficientes adaptadas a las normativas existentes en cualquier parte del mundo.

Para eso, la inversión en innovación y trabajo en equipo es continua. Muchos de los productos que vende hoy, han sido lanzados al mercado hace menos de 5 años.

Dispone de una red de ventas a nivel mundial que apoya a las empresas locales, colaborando en la aportación de la mejor solución, trabajando como un aliado del cliente y buscando su máximo beneficio.

La organización de WEG ronda actualmente los 32.000 empleados, cuenta con filiales en 36 países, 45 fábricas en 12 países, con una facturación que ronda los 3.500 millones de dólares.

Colabora con las principales empresas EPC del mundo, así como prácticamente la totalidad de fabricantes de bombas, compresores, soplantes o ventiladores.

Muy probablemente tenga cerca alguno de los millones de motores que fabrica cada año.

Como ven, una gran empresa que está hoy a su servicio, pero que no se para en aportar el motor más eficiente, el sistema de arranque más adecuado, o una alternativa para sustituir motores de media tensión hechos a medida. Está invirtiendo en la adquisición de empresas directamente involucradas en la denominada Industria 4.0, internet de las cosas, sistemas MES, “big data”, visión artificial, o en plataformas de gestión de activos.

En España tiene filial con almacén regulador ubicada en Coslada (Madrid) y fábrica de cuadros eléctricos en Paterna (Valencia).

Aparte, en la península cuenta con dos fábricas de motores eléctricos situadas cerca de Oporto.

Si necesita o requiere apoyo técnico para su proyecto, WEG es su mejor opción.

info-es@weg.net

Conoce qué es la
factoría de contenidos
Votación
0 votos
Tags

Equipos que ayudan a los clientes a ser más productivos y rentables