CONTENIDO PATROCINADO

Tres razones para invertir en Amazon

El gigante del ecommerce es una de las opciones más buscadas por inversores por su crecimiento fiable y constante

26 abr 2020 . Actualizado a las 20:56 h.

Amazon es el líder indiscutible en ecommerce mundial. Si tenemos algo que comprar, enseguida viene a la mente: “Voy a mirar en Amazon, que seguro que lo tienen”. Sin duda, no tienen ningún competidor a la altura en número de ventas online. Son el gigante por excelencia y así lo demuestran los datos: traspasan todas las fronteras del comercio en línea y, en concreto, en España, es el primer portal de ventas por Internet.

Regístrate gratis y recibe cada mañana en tu correo las principales noticias del día

Jeff Bezos, su fundador, es el hombre más rico del mundo desde 2018, incluso habiendo tenido que lidiar con el divorcio más caro de la historia valorado en 36.000 millones de dólares. La crisis del coronavirus tampoco está haciendo mella en su negocio sino todo lo contrario ya que la creciente demanda de compras por internet en detrimento de las compras presenciales derivadas por el masivo cierre de tiendas y comercios ha elevado el precio de sus acciones a un nuevo máximo. La transformación online de la sociedad mundial se ha acelerado mucho durante este periodo excepcional de confinamiento en los hogares y uno de los mayores beneficiados son Bezos y Amazon. Hay sectores de la población, que por estar en situación de riesgo de contagio, no pueden optar por otro servicio que no sea la compra online para hacer, por ejemplo, la compra básica de productos de alimentación e higiene y que Amazon ofrece en todos los países en los que está presente.

En la parcela financiera, Amazon tiene, para los inversores, una de las cualidades más buscadas y es su crecimiento fiable y constante. Quienes participan del modelo de negocio del gigante del ecommerce continúan beneficiándose sin descanso de sus potencial desarrollo. Sus previsiones de rentabilidad están a un nivel que muy pocos pueden ofrecer, por eso se presenta como una buena oportunidad de inversión. Hay tres motivos de peso para ello:

1. Amazon no es solo un ecommerce

Amazon va mucho más allá de ser el marketplace líder de todo el planeta. Cuenta con uno de los servicios en la nube más potentes del mercado, Amazon Web Services, que le ha permitido posicionarse por delante de otros clásicos líderes como Google o Microsoft. De hecho, grandes plataformas de como Netflix o Facebook utilizan la infraestructura de la compañía de Bezos para mantener su red.

Amazon también cuenta con su propio servicio de VOD Amazon Prime Video y tiene estudios propios de cine y televisión, además de muchas otras compañías subsidiarias como Twitch o IMDb.

2. El negocio del ecommerce tiene un potencial imparable

Si en el mundo de los ciegos el tuerto es el Rey, en el mundo del ecommerce Amazon es quien manda. Todos envidian su modelo y saben que alcanzar a un gigante de tal magnitud está a años luz de conseguirse. Mientras Amazon sigue liderando un sector que no va a dejar de crecer en los próximos años, ya posee una cuota de mercado que le permitirá seguir dominando el mercado con una elevadísima proporción de la tarta en cualquier país de los que tiene presencia.

3. Amazon seguirá diversificando y expandiéndose en todas las áreas de negocio y en todo el mundo

Todavia hay países en los que Amazon no está presente, lo cual no quiere decir que no esté planificado estarlo. De hecho, su expansión a todos los rincones del mundo es uno de los objetivos marcados por Jeff Bezos. Y al igual que la expansión geográfica, el hombre más rico del mundo también tiene planes de seguir diversificando diferentes modelos de negocio a través de la adquisición de start ups prometedoras que le hagan convertirse en un gigante empresarial todavía mayor.

Teniendo en cuenta toda la proyección que tiene todavía por delante, el precio de las acciones de Amazon sigue siendo relativamente bajo teniendo en cuenta la rentabilidad que ofrecen en comparación con otros gigantes del sector como pueden ser Google o las empresas de Bill Gates y Mark Zuckerberg. Claro está que esta oportunidad de inversión será perecedera por lo que los expertos recomiendan no demorar la inversión en la compañía de Jeff Bezos ya que el precio de sus acciones podría dispararse rápidamente y sin previo aviso. Lo mejor es asesorarse con expertos en la materia para saber cuándo y cuánto es conveniente invertir antes de que el tren pase sin haberse subido a él.