¿Puedo tener un parto seguro a cualquier hora en un hospital privado?

24 horas en el servicio de la Maternidad HM Belén, el único con servicio de Urgencias ginecológicas de toda Galicia

Unos 1.100 niños llegan cada año al mundo en el la Maternidad HM Belén, en pleno corazón de A Coruña; un 70 % por parto natural, un 30 % a través de cesárea. Cuatro quirófanos, 34 habitaciones individuales y un equipo de Urgencias integrado en todo momento por un ginecólogo, un pediatra, un anestesista, enfermeras y matronas permanecen los 365 días del año, durante las 24 horas del día, a disposición de las futuras madres. Es la única maternidad privada de toda Galicia que cuenta con un servicio ginecológico de urgencias.

Desde hace cuatro años, en la Maternidad HM Belén siempre hay un ginecólogo de guardia -unos 20 atienden partos en el centro hospitalario-, un médico anestesista y un especialista en pediatría para controlar y asistir en todo momento a las pacientes y a los recién nacidos. «Siempre están, de forma presencial», garantiza el doctor Víctor Cosme. 

Es un lunes de otoño y es temprano; hace fresco y tarda en amanecer. Por la puerta de la Maternidad HM Belén entra una mujer embarazada, con fuertes dolores abdominales cada vez más frecuentes. Ha salido de cuentas, también ha roto aguas. Ingresa en urgencias y, al momento, aparece el doctor que está de guardia. El centro levanta entonces el teléfono e, inmediatamente, se pone en contacto con el ginecólogo que durante los últimos nueve meses ha seguido y tratado su embarazo para que esté al tanto de su evolución. «Se respeta muchísimo el deseo de la paciente -explica Cosme-, si quiere que sea un parto natural se le va dejando que tenga una evolución espontánea, si desea epidural, hay un anestesista que se la pone cuando la paciente lo requiera».

La futura madre permanece en todo momento acompañada de una matrona, que le da indicaciones sobre cómo debe respirar, sobre cómo tiene que empujar y cuándo descansa, tomar aire. Se acerca la hora y la atención al parto está a cargo del médico que la haya tratado antes. Asoma la cabeza y nace una nueva vida.

Primeros minutos de vida

«Si hay alguna urgencia durante la evolución de la atención al parto, hay un ginecólogo que está pendiente para resolverlo», señala Cosme, y explica que para un parto natural la hospitalización suele ser de media dos o tres días. «Para una cesárea, de tres a cinco días, según la evolución de la paciente», especifica el médico.

¿Y si hay complicaciones? En cuanto a la atención a la gestante, en el centro, que concentra toda la actividad ginecológica y pediátrica de HM Hospitales en A Coruña, se llevan a cabo controles de embarazos de alto riesgo sin ningún tipo de problema: «Disponemos de una unidad de cuidados intensivos neonatales donde se atienden partos de recién nacidos extremadamente prematuros, que pesan en torno a 600 y 700 gramos, y salen adelante con muy buenos resultados. Estamos tranquilos porque tenemos el respaldo de esta unidad». 

Esta UCI de neonatos, servicio que desde finales del 2015 le permite sacar adelante a bebés prematuros de los que antes no podía hacerse cargo -entre un 8 y un 10 % de los nacimientos son precoces-, está equipada con tecnología de última generación, 7 incubadoras que reproducen las condiciones del útero materno y 3 cunas térmicas. Además, un neonatólogo de guardia, con presencia física durante las 24 horas del día, y un equipo perinatal, en el que trabajan de forma conjunta pediatras y obstetras, garantiza la atención de los recién nacidos.

Muy alta es también la capacidad de resolución del centro coruñés en el área de obstetricia: «Tenemos capacidad y medios para dar respuesta a prácticamente cualquier problema ginecológico», sostiene el doctor Cosme. «En cuanto a la parte quirúrgica, hacemos cirugías mínimamente invasivas, laparoscopias y cirugías ginecológicas habituales como problemas de suelo pélvico, por ejemplo», añade.

Dificultades para quedarse embarazada 

Hay veces, cada vez más, que las complicaciones llegan antes, a la hora de concebir. Es creciente la cifra de mujeres que recurren a la reproducción asistida para conseguir quedarse embarazadas cuando se dan cuenta de que a los 40 son todavía jóvenes para la sociedad, pero no tanto para la naturaleza. Al frente de esta unidad se encuentra en la Maternidad HM Belén el doctor Moisés Moreira, quien hace un año recordaba a La Voz la importancia de que las jóvenes se planteen si en el futuro a medio-largo plazo querrá tener hijos o no. La posibilidad de congelar óvulos es una gran garantía de éxito futuro. 

Y hay más: son expertos también en este centro en hacer diagnósticos prenatales, en detectar malformaciones fetales antes del parto. «Tenemos un ecógrafo de alta resolución, de los más modernos que hay ahora mismo en la comunidad», explica el doctor Cosme, al cargo de esta consulta. En ella, llevan a cabo el diagnóstico prenatal y practican la amniocentesis, prueba que extrae una pequeña cantidad de líquido amniótico con el fin de estudiar posibles trastornos del bebé. bebé. «Ahora es muy importante, porque cuando se diagnostica alguna malformación fetal que se pueda tratar antes de nacer, ponemos en marcha todos los mecanismos necesarios para hacerlo». Se adelantan. Y lo solucionan antes de que precise solución.  

Votación
23 votos

¿Puedo tener un parto seguro a cualquier hora en un hospital privado?