La cirugía de mamas, una operación más segura que nunca

Los avances médicos en esta intervención y la confianza en el cirujano, claves del éxito para alcanzar el resultado deseado.

Dr. Jorge Novoa Amarelle
Dr. Jorge Novoa Amarelle

Patrocinado

Llega la primavera, el momento perfecto para plantearse retomar la práctica de intervenciones quirúrgicas avanzadas para mejorar la figura.

¿En qué consiste “la cirugía de mamas”?

El aumento mamario, técnicamente conocido como mamoplastia de aumento, que en Galicia lleva a cabo el Doctor Jorge Novoa Amarelle en Clínicas Novoa de Vigo, Santiago y Coruña, se trata de un procedimiento quirúrgico para mejorar el tamaño y la forma del pecho de la mujer en las siguientes situaciones: para mejorar la silueta de la mujer que piensa que sus pechos son demasiado pequeños; para corregir la reducción del pecho que se produce tras algunos embarazos; para corregir una asimetría de tamaño entre ambas mamas; como un procedimiento reconstructivo tras una cirugía previa, etc.

“Actualmente el avance más importante es el aumento de la calidad de las prótesis mamarias, que permiten que no sea necesario un reemplazo de las mismas al cabo de ciertos años”, convirtiendo la operación en una técnica mucho más segura para el paciente.

Planificación y adecuación de la intervención

Las candidatas ideales para esta cirugía de mamas son personas sanas y emocionalmente estables, que comprenden el cambio físico que supone la operación y que traducen el resultado que se obtendrá en una mejoría en su satisfacción personal. Para ello se realizan previa a la operación una serie de citas médicas con el cirujano, donde la relación entre médico y paciente debe ser de total confianza y sinceridad, donde el paciente expondrá sus expectativas y el cirujano mostrará las alternativas disponibles a su problema, con los riesgos y limitaciones de cada una de ellas.

En la planificación se tratarán temas como: evaluación del tamaño y forma de las mamas, la firmeza de la piel y su estado general de salud; se realizará además una exploración de mamas y en algunos casos se solicitará un estudio mamográfico; se explicarán las diferentes técnicas quirúrgicas; se discutirá el tamaño y forma que tendrán sus mamas o la combinación de técnicas que se ajustan a sus necesidades; tipo de anestesia que se empleará, etc.

La intervención

A pesar de que en algunos casos podría realizarse con anestesia local, lo habitual es que la operación se lleve a cabo con anestesia general para mayor comodidad y menor riesgo para el paciente, en una intervención de aproximadamente 1 o 2 horas de duración. Normalmente con ingreso hospitalario de un solo díael paciente puede reincorporarse a la vida cotidiana, con cierta restricciones temporales, en el plazo de 48 horas posteriores a la intervención.

Durante la operación se aplica una pequeña incisión diseñada para que la cicatriz resultante sea prácticamente invisible, en una de siguientes zonas, previamente acordada con el paciente: alrededor de la aureola; bajo el pecho o en la axila. Se introduce la prótesis bajo el tejido mamario o debajo del músculo pectoral y se colocan unos tubos de drenaje que se retirarán al cabo de unos días.

La complicación más frecuente en este tipo de operación es la contractura capsular, que ocurre cuando la cicatriz interna que se forma alrededor del implante se contrae en exceso, volviendo la mama más dura de lo normal. En ese caso las opciones son: extirpar la cicatriz interna, e incluso, recambiar la prótesis.

Pos-operatorio

Pueden experimentarse molestias, cansancio o malestar general en los 4 o 5 días posteriores a la intervención.Deberá seguir las indicaciones y recomendaciones de su médico durante las primeras 4 semanas, en lo que a movimientos y actividades de fuerza se refieren.

Resultados y vuelta a la vida cotidiana

La colocación de una prótesis no impide la realización de mamografías, aunque se debe de advertir de la existencia de la prótesis, y en gran parte de los casos las mujeres intervenidas mediante esta técnica no han sufrido limitaciones a la hora de amamantar tras el embarazo.

Los resultados con esta técnica se pueden apreciar con inmediatez y suelen ser muy gratos para el paciente, reforzando su confianza autoestima, si ha sido guiado correctamente por un cirujano experimentado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

La cirugía de mamas, una operación más segura que nunca