Galicia ensaya nuevas inmunoterapias anticáncer

La combinación de fármacos permite ganar años y calidad de vida al tratar algunos tumores


santiago / la voz

La esperanza de vida a los 5 años en pacientes tratados en Santiago de formas agresivas de melanoma era de un 3 %, o menos, a principios de esta década, y sobreviven entre un 30 y un 40 % ahora. Este avance es posible por la combinación de dos fármacos inmunoterápicos, basados en los principios ipilimumab y nivolumab. Ese tratamiento está en fase de ensayo clínico, falta su aprobación para su uso generalizado. Se prevé que eso ocurrirá en un horizonte de 2 a 3 años, como otras combinaciones, afirma Rafael López, jefe de oncología del Hospital Clínico de Santiago. Las posibilidades que abren esas combinaciones de fármacos se abordaron ayer en Santiago, en una sesión para especialistas.

La jornada de trabajo se centró en el melanoma y el cáncer renal avanzado. López indica que en Santiago esas combinaciones se utilizan en melanoma y en cáncer de pulmón: «existen varias estratexias: combinar dous inmunoterápicos, como facemos co melanoma; un inmunoterápico e quimioterapia; ou combinacións con axentes dirixidos, como son os inhibidores de terosin quinasas, que tamén están a ofrecer resultados prometedores. As combinacións dan mellor resultado que cando se utiliza un deses fármacos só», sostiene.

El problema, agrega, es que «ao combinar tamén aumentan as toxicidades e temos que estar máis pendentes para equilibrar os efectos positivos cos negativos, hai que estar sempre balanceando, aínda que estamos a ver que as vantaxes superan a maior toxicidade», manifiesta.

Efectos positivos

Los efectos positivos, según este especialista, que coordinó la jornada de ayer, siempre se orientan a aumentar la cantidad y la calidad de vida, mientras los negativos afectan fundamentalmente a la calidad de vida.

«Os efectos negativos poden ser moitos, aínda que cada vez temos máis experiencia para manexar as toxicidades da inmunoterapia, que ten como obxectivo potenciar o sistema inmune humano para que ataque ao tumor. Porén, en ocasións pode acontecer que o sistema inmune se descontrole e ataque ao propio corpo», explica.

Así, entre los posibles efectos negativos cita «reaccións cutáneas, diarreas, afectación do tiroides ou da hipofíse endócrina, hepatite, encefalite ou miocardiopatías. Algunhas desas toxicidades poden ser moi graves, mesmo mortais. Afortunadamente é pouco frecuente que ocasionen a morte, aínda que non se pode negar esa posibilidade», reconoce el jefe de oncología de Santiago.

Lo habitual es que estos tratamientos novedosos, tras superar las fases de ensayo clínico, se aprueben primero en Estados Unidos, después en Europa, y que a continuación se implanten en el sistema de salud y se empiece a generalizar su uso.

Para Rafael López, jefe de oncología del Clínico, «as vantaxes superan a maior toxicidade» Para que lleguen a los hospitales de forma habitual, otro escollo que se debe superar es su elevado precio, que depende de negociaciones entre los gobiernos y las empresas que los producen: «Esas negociacións de prezos non son transparentes; o certo é que hai diferenzas entre os prezos oficiais e os que se pactan, que non se coñecen en parte para evitar tamén problemas entre países», señala López. Fueron adémás ponentes Michael Postow, de Nueva York; y Xavier García del Muro, de Barcelona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Galicia ensaya nuevas inmunoterapias anticáncer