La Xunta excluye del catálogo de especies protegidas a una treintena de árboles

Los concellos de Noia, Lousame y Mazaricos, y varias asociaciones, luchan para que se reconozca su valor natural y científico


Ribeira / la voz

Se denomina Catálogo galego de árbores senlleiras y solo las reliquias botánicas pueden engordarlo. Por su alto valor científico, cultural, didáctico, paisajístico y ornamental son muchas las especies que lo conforman, si bien la comarca de Barbanza solo está presente, a día de hoy, con unas araucarias que embellecen el paisaje de Noia. La Consellería de Medio Ambiente excluyó una treintena de ejemplares de la zona porque no cumplen los criterios de referencia. Tal y como especifican en su resolución, desde la entrada en vigor del decreto por el que se regula la publicación, se presentaron 29 candidaturas, si bien solo la noiesa superó el examen.

La mayoría de las propuestas que recibieron en la Xunta de Galicia se corresponden con alcornoques del concello de Lousame que se reparten por diferentes puntos de su extenso territorio. La alcaldesa, Teresa Villaverde, ya planea medidas para darles el valor que se merecen a pesar del varapalo que supone no poder incluirlos en esta catalogación: «As sobreiras son fermosísimas, penso que non as incluíron porque, ao parecer, o grosor do tronco debería ser algo maior. Algunhas xa están protexidas no plan xeral, pero traballaremos para nomealas punto de interese».

No solo el Concello de Lousame se movilizó en los últimos años para que algunos de los árboles más característicos del entorno barbanzano figuraran en el Catálogo galego de árbores senlleiras. También el de Mazaricos y el de Noia solicitaron sin éxito la inclusión de especies que, a su parecer, son más que merecedoras de la distinción.

La asociación de empresarios Noia Histórica y la entidad cultural A Devesa también se sumaron a la lucha para la catalogación de una magnolia de los jardines de Felipe de Castro.

Algunas solicitudes se remontan al 2007, cuando entró en vigor el decreto que regula el catálogo.

El último candidato

La última especie candidata, que se sumó a la lucha para engrosar el listado de la Xunta este mismo año, es un acebo de Lousame emplazado, concretamente, en el lugar de Xestoso. Tal y como aseguran desde Medio Ambiente, el expediente no está resuelto, ya que debe pasar la fase de tramitación.

Cabe destacar que en esta clasificación pueden incluirse árboles o formaciones de cualquier especie, tanto autóctona como foránea, situadas en terrenos de propiedad pública o privada, que sean merecedoras de medidas específicas de protección en atención a las características de su porte, edad, rareza, significación histórica o cultural, interés científico o paisajístico.

La solicitud de que se incluya un acebo de Xestoso está pendiente de resolución.

Los mil y un criterios para evaluar cada ejemplar (Análisis)

Proteger a los árboles más valiosos de Galicia de posibles riesgos y amenazas, garantizando así su conservación. Este es el objetivo del catálogo al que muchas especies barbanzanas aspiran desde hace una década. No es fácil cumplir con los requisitos que establece la Consellería de Medio Ambiente.

¿Cuáles son los requisitos para que un ejemplar forme parte del catálogo?

Los criterios básicos evalúan la edad de los árboles, su relevancia cultural, valor estético o la rareza en su situación o distribución. Se tienen en cuenta, por ejemplo, indicadores como el grosor, la altura o el perímetro del tronco, además de si pertenece a un paisaje sobresaliente o está localizado en un punto poco habitual, entre otros.

¿Quién se encarga de llevar a cabo el proceso de evaluación?

Tal y como señalan desde la Xunta de Galicia, según los métodos más objetivos posibles, estos criterios son establecidos y aplicados por un órgano consultivo de expertos denominado Comité das Árbores Senlleiras, que fue creado en un decreto del año 2007 y que informa a la Administración previamente sobre la catalogación de cada uno de los ejemplares.

¿Qué implica la catalogación?

Así lo especifica Medio Ambiente en su portal web: los árboles y formaciones singulares que se incluyen en el catálogo se consideran protegidas a todos los efectos, lo que implica la prohibición de cualquier acción que pueda afectar negativamente a su integridad, salud o apariencia. Los ejemplares poseen así una protección legal que también afecta a su ámbito inmediato.

¿Pueden optar a ayudas los dueños de los árboles?

Así es, cuentan con una ayuda oficial para su adecuado cuidado. Esta línea de conservación supera el campo estrictamente biológico al incorporar el valor antropológico desde el punto de vista de la estética y también la sensibilidad del pueblo a su entorno.

¿Cómo puede solicitarse la inclusión?

Pueden solicitar la catalogación aquellas personas propietarias de los árboles o formaciones, Administraciones públicas, centros de investigación o asociaciones que tengan entre sus fines estatutarios la protección de la naturaleza.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

La Xunta excluye del catálogo de especies protegidas a una treintena de árboles