Una apuesta real por el talento

Científicos gallegos que trabajan fuera piden programas competitivos para incentivar el retorno de los investigadores

Los participantes en el encuentro destacaron la importancia de la ciencia básica.
Los participantes en el encuentro destacaron la importancia de la ciencia básica.

redacción / la voz

Sin ciencia básica no hay investigación aplicada, ni nuevo conocimiento capaz de transformarse en innovaciones para a la sociedad. Es la base de la pirámide, solo que cada vez es menos sólida, porque las convocatorias de proyectos de investigación, dirigidas tanto a nivel europeo como nacional y autonómico, se centran cada vez más en obtener resultados aplicados. Esto es algo imprescindible, pero sin descuidar la investigación básica sobre la que pivota todo. Es lo que han denunciado en un debate propuesto por La Voz los participantes en la séptima Reunión Gallega de Jóvenes Científicos en el Extranjero, organizada por el Instituto de Investigación Biomédica de A Coruña en colaboración con la Fundación Barrié, las universidades de A Coruña y Santiago y The Company of Biologist. Al encuentro acuden otros investigadores que trabajan en la comunidad. Los consultados también han incidido en la necesidad de potenciar el retorno del talento y de consolidar a los ramón y cajal o miguel servet, además de ofrecerles contratos más competitivos.

Marisol Soengas (CNIO)

«Perseguir la aplicabilidad a corto plazo tiene garantizado el fracaso». La responsable del programa de melanoma del CNIO cree necesario superar la distinción entre investigación básica y aplicada. «Las grandes potencias en innovación -dice- lo son por su inversión en infraestructuras que permiten patentar, desarrollar e incentivar la comercialización de la propiedad intelectual que producen». Pero entiende que «un gestor que persiga únicamente la aplicabilidad a corto plazo tiene prácticamente garantizado el fracaso». También lamenta que los programas de captación de talento no sean lo suficientemente competitivos, pese a que a los candidatos se les exige currículos muy destacados. «La dotación de estas ayudas es tan mínima que los mejores o bien no vuelven o eligen otros países. Y los que deciden venir no pueden ser realmente independientes». Propone un modelo como el americano, el tenure track

Manuel Irima (CRG)

«Hay grandes talentos que vuelven, pero porque quieren hacerlo, no seducidos por los programas de captación». El investigador coruñés, captado por el programa Icrea de Cataluña para trabajar en el Centro de Regulación Genómica (CRG), apuesta por promover el conocimiento, porque «los grandes descubrimientos y avances nacen de sorpresas de la ciencia básica, nunca de la aplicada». Entiende que los programas nacionales de captación de talento, salvo excepciones, no funcionan porque «no son competitivos». «Por supuesto -dice- que hay grandes talentos que vuelven a España, pero porque quieren por motivos varios, no seducidos por los programas actuales». Apunta que el problema está en los recursos. «Se compite con investigadores de Alemania o Israel por proyectos europeos montando en bicicleta, mientras ellos van en Ferrari». 

Miguel González (CIMUS)

«La innovación surge donde se fomenta la ciencia básica». González, investigador ramón y cajal, asegura que «pretender innovar sin generar un tejido académico e industrial sólido y con un apoyo económico decidido es como querer hacerse un chalé, pero sin enfangarse y cavar para poner los cimientos». «La innovación surge espontáneamente en aquellos lugares -añade- donde se fomenta la ciencia básica». Sobre el retorno del talento asegura que «la limitación de plazas hace que gente de gran nivel se esté quedando fuera» y que en los últimos años «se ha eliminado su principal atractivo, el compromiso de estabilización». «¿O se cree alguien -se pregunta- que nos venimos por las condiciones salariales o laborales?». 

María Mayán (INIBIC)

«Cuando se atrae talento, necesita recursos». María Dolores Mayán cree que la investigación debe estar gestionada por «profesionales que entiendan y crean en el valor que genera el nuevo conocimiento». Y considera que la captación de talento tiene que mejorar. «Cuando se atrae talento -dice-, necesita recursos. Es necesaria una apuesta real por el talento, sin miedos, y dar oportunidades a investigadores jóvenes para que demuestren su capacidad con total libertad y recursos». Aboga por que se les deje trabajar de forma independiente y con recursos adecuados.

Manuel H. de león (ICMAT)

«Hay que ofrecerles un programa de verdad, no un apaño como ahora». El matemático cree necesario que los gestores tengan formación científica y que estén en contacto con los investigadores. «La innovación -dice- es consecuencia directa de un sistema sólido de investigación, que se puede potenciar con gestores especializados en innovación». Asegura que deben fomentarse los programas de captación de talento «y ofrecer una tenure track de verdad».

Sonia Martínez (Sanidade)

«Debemos intentar que la ciencia se traduzca en resultados aplicables». La directora xeral de Innovación e Xestión da Saúde Pública de la Xunta afirma que hay que apoyar la investigación básica, pero entiende que «se debe intentar que al menos parte de ella se traduzca en resultados aplicables de los que se pueda beneficiar nuestra sociedad», ya que no se trata solo de «publicar en revistas científicas». Hace una apuesta por que el sistema consolide a los investigadores competitivos, aunque «inevitablemente puede haber investigadores buenos que se queden fuera por la alta concurrencia». Y pone como ejemplo que los investigadores miguel servet captados por el Sergas se están manteniendo, «cosa que no ocurre en otras comunidades», y que tienen «espacio propio y acceso a las infraestructuras, a la vez que se fomenta su independencia científica».

J.L. Mascareñas (CIQUS)

«Sin ciencia, no hay aplicaciones de la ciencia». «Sin personas creativas y formadas y líderes educados en el mundo de la investigación competitiva, la innovación será muy complicada», asegura Mascareñas, que considera que «sin ciencia, no hay aplicaciones de la ciencia». Cree que el sistema de captación de talento «falla sobre todo en las universidades, que tienen mecanismos nefastos de incorporación. Hay que cambiar el modelo organizativo asambleario por uno basado en el rendimiento de cuentas a la sociedad», dice.

David Brea y Claudia Gómez, las mejores trayectorias en el extranjero

El encuentro de los científicos también sirvió para premiar las dos mejores trayectorias de científicos gallegos en el extranjero, un galardón instituido por la Fundación Barrié. El ganador en la categoría sénior fue David Brea, que realiza una estancia posdoctoral en el Weill Cornell Medical College de Nueva York. Su trayectoria está enfocada en el estudio de los mecanismos de daño y reparación en procesos de isquemia cerebral. La química Claudia Gómez-Aguirre obtuvo el reconocimiento en la modalidad júnior. Ahora trabaja en Noruega, donde logró un proyecto por 1,5 millones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Tags
Comentarios

Una apuesta real por el talento