La ciencia salía a la calle por primera vez

En 1996 más de mil personas disfrutaron del estreno del Día de la Ciencia en la Calle

La carrera de caracoles, un clásico de la jornada
La carrera de caracoles, un clásico de la jornada

A los miembros de la Asociación de Amigos de la Casa de las Ciencias habían tenido la loca idea de echarse el instrumental al hombro, sacarlo del laboratorio y plantarlo en Santa Margarita. Gran éxito. El primer Día de la Ciencia en la Calle reunía a unos veinte mil visitantes admirados con los experimentos a cargo de pequeños científicos de colegios, institutos y varias entidades coruñesas. Y con los numerosos concursos, que se repartían por las casetas instaladas en el parque. En uno de los más exitosos participaban, entre otros, Planck, Kelvin y Arquímedes, solo que en lugar de ocuparse de asuntos cuánticos, eléctricos o matemáticos luchaban para imponerse a otros caracoles en una carrera que, con los años, se convertiría en un clásico.

¿Alguien podía dudar que aquella no sería la última edición de la gran fiesta de la ciencia?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La ciencia salía a la calle por primera vez