«Antes del Big Bang hubo una fuerza inflacionaria en tiempo inapreciable»

Margarita Mosteiro Miguel
marga mosteiro SANTIAGO / LA VOZ

CIENCIA

La teoría de este investigador, desarrollada en los años 80, explica el origen de la gran explosión

12 sep 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

La Facultade de Física de la USC reunió ayer a investigadores de los principales centros de rusos y españoles especialistas en física de partículas, nuclear, astropartículas y cosmología para poner en común sus trabajos e intercambiar impresiones sobre las áreas en las que están trabajando los equipos científicos de ambos países. Entre los asistentes, destacó la presencia del físico ruso Alexei Starobinsky, creador de la teoría inflacionaria del origen del universo, que viene a plantearse «los problemas sin resolver en la teoría del Big Bang, generalmente aceptada».

-¿En qué consiste la teoría inflacionaria del origen del universo de la que es usted autor original?

-De acuerdo con la teoría del Big Bang, el origen del universo es una explosión que ocasionó la expansión de la materia desde un estado de condensación extrema. Hasta la década de los años 70, esta teoría era aceptada y no había sido nunca cuestionada, pero la hipotésis inflacionaria apunta a que antes de ese caliente Big Bang hubo una época fría en la que no había partículas, no había nada, quizás solo un campo extremadamente simétrico (en física, simétrico significa ordenado) y, justo antes del Big Bang había un campo con densidad infinita en el que se concentraba la materia, la energía, el espacio y el tiempo. La teoría inflacionaria considera que, durante ese momento, hay un máximo desorden que permite explicar lo que pasará después.

-¿Y justo en ese instante anterior al Big Bang se situaría el origen del universo?

-La teoría inflacionaria considera que justo en ese instante hay un máximo desorden, que viene dado por el principio de la mecánica cuántica. El desorden es el que da lugar a las galaxias, las estrellas y todo lo demás que nos encontramos en el universo. Lo que provoca la gran explosión es una fuerza inflacionaria ejercida en un tiempo inapreciable.