Científicos franceses descubren un nuevo parásito de la avispa asiática

Se trata de un gusano que anida en el abdomen del insecto, deja a los ejemplares estériles y cuando madura sale de la vespa velutina y la mata

.

redacción / la voz

Llevan once años luchando contra la plaga de avispa asiática, que supuestamente tuvo su punto de entrada en Europa en el puerto de Burdeos. Ahora, los científicos han encontrado dos enemigos naturales de la vespa velutina que podrían ayudar a combatir el avance de la plaga. Se trata de la conops vesicularis, un tipo de mosca que anida en el abdomen de su huésped y se alimenta de sus órganos. El otro es un tipo de gusano, el pheromermis vesparum, que sigue el mismo sistema que la mosca para acabar con la avispa.

La investigación de este gusano fue publicada este mismo año por un grupo de investigadores del Museo Nacional de Historia Natural de Francia y del departamento de Biología Integrativa de la Universidad Estatal de Oregon, en Estados Unidos, que descubrieron en el 2012 nematodos dentro de avispas de dos localidades francesas. El gusano es un parásito natural de las avispas en Europa y esta es la primera especie que se constata que también parasita la vespa velutina. Según los investigadores, lo más probable es que las larvas de vespa se infecten cuando son alimentadas con animales portadores del parásito, que empieza a alimentarse de tejidos no vitales de la larva de vespa velutina. Una vez adulta, el nematodo continúa madurando en el abdomen del insecto y deja a los individuos sexuados estériles o inactivos, lo que reduciría el número de futuras reinas y de nuevas colonias. Después, sale de la avispa para reproducirse, matándola.

De todos modos, los científicos creen que la infección de la avispa asiática por este parásito es «excepcional» a tenor de los pocos ejemplares localizados portando el nematodo. Además, la simulación que realizaron mostró que la producción de ejemplares sexuados -zánganos y futuras reinas- se reduce en colonias con altos niveles de infección: «Incluso colonias altamente infectadas (80 %) pueden producir algunos ejemplares reproductivos».

Estudian el néctar de una planta carnívora de América que atrae y atrapa a la vespa velutina

El descubrimiento lo realizó un trabajador del Jardín Botánico de Nantes por casualidad. En el interior de una especie de planta carnívora llegada de América, la sarracenia, había ejemplares de avispa asiática medio digeridos. Tras analizar más de doscientos ejemplares, con una media de tres avispas asiáticas, los investigadores del Instituto de Investigación de la Biología del Insecto de la Universidad de Tours concluyeron que la planta es selectiva y atrae a esta especie, por lo que han tomado la decisión de estudiar las moléculas de sarracenia para comprobar su utilidad para una trampa selectiva que están diseñando en el laboratorio.

Uso de dióxido de azufre

Hace ahora dos años el Gobierno francés llegó a autorizar el uso de dióxido de azufre para luchar contra la avispa asiática, aunque por poco tiempo y limitado solo a personal con formación para utilizar esta sustancia, que se inyecta en los nidos.

Votación
23 votos
Comentarios

Científicos franceses descubren un nuevo parásito de la avispa asiática