El Gobierno cubrirá todas las bajas por jubilación de científicos públicos

Hasta ahora solo se podía hacer una contratación por cada diez vacantes


redacción / la voz

La ciencia pública envejece en España. La crisis no solo ha provocado una fuga de cerebros e imposibilitado el retorno a España de los talentos que se fueron al extranjero, sino que ha llevado a un acelerado envejecimiento de las plantillas de los centros estatales de investigación, especialmente en el CSIC, donde la edad media de los científicos ronda los 52 años. Si este es un problema detectado hace ya unos cuantos años, la situación se agravó con los recortes del Gobierno y su ley de estabilidad presupuestaria, que desde el 2011 solo permite reponer a uno de cada diez investigadores que se jubilan en las instituciones públicas.

Esta situación, denunciada en reiteradas ocasiones tanto por el CSIC como por la Confederación de Sociedades Científicas de España (Cosce), puede empezar a cambiar con el acuerdo adoptado ayer por el Consejo de Ministros mediante el cual se permite realizar nuevos contratos por cada uno de los funcionarios que se jubilen. O, lo que es lo mismo, se establece una tasa de reposición del 100 % para los organismos públicos de investigación.

La medida afecta al Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la mayor institución científica de España; al Instituto de Salud Carlos III, sobre el que pivota la investigación biomédica en el país; al Instituto Español de Oceanografía (IEO); al Centro de Investigaciones Energéticas y Medioambientales (Ciemat); al Instituto Nacional de Innovación Agraria; al Instituto Geológico y Minero de España y al Instituto Astrofísico de Canarias.

Una prioridad

«Estas medidas, junto al incremento en la cantidad de ayudas o los nuevos contratos no funcionariales para investigadores, evidencian que los recursos humanos y la incorporación de jóvenes al sistema español de I+D+i son una prioridad para el Ministerio de Economía y Competitividad», según subrayó ayer en una nota el Ministerio de Economía, cuyo titular, Luis de Guindos, ya había avanzado a finales del pasado año que se incrementaría la tasa de renovación, aunque no había concretado en qué medida.

El presidente del CSIC, José Lora Tamayo, había reclamado hace unos meses, coincidiendo con el 75 aniversario de la institución, la incorporación de al menos 80 científicos al año para revertir la pérdida de personal.

En la práctica, la medida aprobada ayer por el Gobierno se materializará este año en la autorización para la contratación de 199 nuevas plazas para investigadores, a las que se suman más de 50 puestos de gestión interna y cerca de 250 de promoción para los organismos públicos de investigación. La iniciativa también prevé que, de las nuevas plazas que se creen para catedráticos y profesores titulares de Universidad, un 15 % se reserven para los investigadores Ramón y Cajal que hayan obtenido el certificado I3, lo que significa que han superado todas las evaluaciones.

La tasa de reposición del empleo público se limitó para toda la Administración desde el 2009. Ese año se situó en un 30 %, que se redujo al 10 % en el 2011 y a cero en el siguiente, salvo para los centros de investigación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El Gobierno cubrirá todas las bajas por jubilación de científicos públicos