«La ciencia es impredecible y divertida. Aún nos queda lo mejor por descubrir»

Primer premio a la modalidad entrevista, realizado por María Redondo Peña,, del IES Ribadeo de Lugo


RIBADEO | Le conozco desde la infancia y siempre ha representado la mejor

combinación de inteligencia, responsabilidad y sacrificio con su trabajo.

-¿Cuándo supo que quería ser científico?

-A los trece años, sin saberlo con claridad, fantaseaba con ser científico. Al anochecer, tomaba un café en el salón con mi familia;

luego me despedía para pasar toda la noche investigando en el laboratorio, que también estaba en casa.

-¿Cómo fue el salto de estudiar en un pueblo a una ciudad como Valencia?

-En mi caso, el viaje comenzó a los catorce años, y adaptarme al nuevo entorno fue difícil al principio. Visto con perspectiva, fue un gran paso.

-¿Considera que ha tenido suerte para poder llegar hasta donde lo ha hecho?

-Seguro. He tomado decisiones que han sido muy acertadas y muy afortunadas para poder dedicarme a lo que hago. También me he equivocado y esto ha hecho el viaje más largo.

-¿Cómo es el día a día de un científico?

-Si estás muy concentrado en una investigación, todo el tiempo estás dedicado a explorar, lo que implica que la idea que planteas es correcta. Además, hay que dedicar tiempo para conocer los avances de otros investigadores.

-De sus investigaciones, ¿cuál es la más relevante?

-La investigación sobre los neutrinos solares. Nos ha permitido demostrar cómo brilla el Sol, por eacción de fusión de protones, y cómo son los neutrinos, partículas neutras ligeras de tres tipos que se intercambian (cambian de sabor) entre sí cuando viajan.

-¿Cómo cree que está valorada la ciencia en la sociedad actual?

-Creo que está bien valorada, quizás se ve un poco alejada de los problemas diarios de la sociedad, cuando es parte de la solución de éstos.

-¿Cree que los jóvenes de hoy en día pueden tener su futuro en manos de la ciencia?

-Seguro que el futuro de la ciencia depende de los jóvenes. Muchas generaciones han contribuido al desarrollo actual, y hoy más que nunca, el conocimiento en general es la vía que ofrece mejores garantías para el filturo sostenible de una sociedad y en particular de los jóvenes.

-¿Qué le diría a un joven de catorce años que quiere llegar a ser científico como usted?

-Que es un viaje muy apasionante. Hemos aprendido mucho y queda lo mejor por descubrir. Le diría que sobre la imagen formal y de sacrificio se ocultan las principales cualidades, porque la ciencia es impredecible y divertida.

Investigador en el Instituto de Física Corpuscular del CSlC y la Universidad de Valencia, el profesor Carlos Peña Garay es uno de los expertos mundiales en física de neutrinos. Ha investigado en centros prestigiosos como el CERN en Ginebra y el IAS en Princeton. Ha recibido el premio al investigador novel en Física Teórica de la Real Sociedad Española de Física.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

«La ciencia es impredecible y divertida. Aún nos queda lo mejor por descubrir»