Un Lugo que genera en ataque, pero sin solidez defensiva

Millán Gómez

CDLUGO

Omar Arnau

22 sep 2022 . Actualizado a las 10:46 h.

El Club Deportivo Lugo fue superior en la primera mitad ante el Villarreal B. Generó más y mejor. Tres llegadas peligrosas hasta la lesión de Bruno Pirri. La lesión de Pirri no fue causa-efecto, pero sí fue coincidente con cierta mejora del Villarreal B. Entre otras cuestiones, porque hasta la entrada de Jesús Fernández se jugaron unos instantes con inferioridad numérica del Lugo. El Lugo creó en ataque, especialmente en el tramo inicial, así como en el final cuando el resultado ya era de 3-0. Durante la segunda mitad, los rojiblancos alcanzaban con frecuencia el último tercio del campo, pero sin claridad en el último pase, en la toma de decisiones o en la precisión para buscar finalización.

Un Lugo que hoy día cuenta con dos delanteros puros, una vez que se ha integrado Chris Ramos claramente en esa demarcación. Los lucenses crean en ataque y comenzaron las dos últimas jornadas siendo superiores a sus rivales. Pero un edificio se construye con una base, con unos cimientos. Y en el fútbol es la defensa, en la que el Lugo sí muestra solidez a balón parado defensivo desde el inicio de liga, pero no tanto en juego dinámico y muy especialmente en las transiciones defensivas, en las que el Villarreal hizo mucho daño, especialmente en la segunda mitad. De ahí los tres goles recibidos en Villarreal. El primero, tras una pérdida de Ángel Baena en conducción cuando el equipo salía. En el 2-0 y el 3-0, el Lugo se encontraba desordenado tras pérdida, con líneas separadas y en inferioridad numérica con respecto al filial del Villarreal.

Bajas ante el Oviedo

Hoy día, el Lugo cuenta con la baja de tres extremos contra el Oviedo: Chris Ramos por expulsión, Jaume Cuéllar porque juega con Bolivia el sábado 24 a las 19 horas en Orleans (Francia) contra Senegal e Idrissa Thiam, que juega con Mauritania el sábado 24 contra Benín y el martes 27 ante Congo, ambos partidos en Mohammedia (Marruecos).