Un Lugo vertical en la primera mitad y estructurado después

Millán Gómez

CDLUGO

Carlos Castro

20 ene 2022 . Actualizado a las 21:05 h.

El Club Deportivo Lugo sumó su segunda victoria consecutiva. Contra un líder con bajas y en dinámica negativa, pero ante el líder. Los lucenses tienen una ventaja de nueve puntos sobre el descenso después de veintitrés partidos, misma renta sobre el descenso que en idéntica jornada la liga pasada con Mehdi Nafti como primer entrenador. Una jornada antes, el Lugo de Nafti tenía diez puntos de renta. Los lucenses, hoy día, solo cuentan con cinco derrotas, las mismas que el líder y una menos que el segundo clasificado.

El Lugo, en la primera mitad, generó más que el Almería. Se adelantó pronto castigando una pérdida en la entrega de Arvin Appiah. Una recuperación que provoca Ricard Sánchez apretando alto a Appiah, un futbolista individualista y tendente a la conducción. El segundo gol, tras una falta provocada por Manu Barreiro, Desequilibrio por dentro de Orest Lebedenko, que genera la ventaja al superar a dos rivales, descarga de Juanpe Jiménez, magnífico centro de Ricard Sánchez y cabezazo altísimo y poderoso de Chris Ramos, que ya ha anotado 6 goles, igualando los marcados en el Sevilla Atlético en la Segunda B 2018-2019, el tope goleador de su carrera a sus 25 años recién cumplidos este martes. Ricard, por su parte, ya suma 3 asistencias.

Poco peligro en el área local

El Lugo solo sufrió cinco ocasiones en todo el partido: los dos goles anulados, el paradón de Óscar Whalley a Appiah en la primera mitad justo después del 2-0, doble parada de Whalley a Largie Ramazani y a bocajarro a Curro Sánchez, así como otro centro peligroso de Appiah desde línea de fondo.