ÚLTIMAS HORAS - BLACK DAYS -
Suscríbete 1 año con el 50% de descuento
Quiero la oferta

Dos partidos siendo superior con errores en Burgos y compacto ante Las Palmas

Millán Gómez

CDLUGO

ÓSCAR CELA

21 oct 2021 . Actualizado a las 19:30 h.

El Club Deportivo Lugo encadena cinco jornadas sin perder y ha sumado siete puntos de los últimos nueve. Dos victorias consecutivas en casa. Un Lugo que mantiene su evolución, su crecimiento, su consolidación. Un equipo que recuerda al de Mehdi Nafti por actividad, líneas juntas, capacidad a balón parado y aptitud ofensiva al espacio, aunque con un perfil defensivo y de estructura organizativa diferentes.

Contra el Burgos, los lucenses cometieron tres errores importantes a balón parado defensivo en la primera mitad. Dos y el 1-0 provisional. En el gol, Fran Vieites se queda a media salida y falla la marca de Grego Sierra, en principio Josep Señé, por lo que se desprende de la visualización de la jugada y por el lenguaje gestual de sus compañeros. Otra cuestión es que ésa sea la marca prefijada antes del partido. Vieites reacciona con un paradón en otra jugada a balón parado en la primera mitad y con una importante intervención en el tramo final del partido en un centro lateral. El Lugo reacciona inmediatamente al 1-0 adverso generando una ocasión en la jugada inmediatamente posterior al gol con una finalización de Chris Ramos. Y especialmente en dos balones parados rematados por Xavi Torres, el primero con un cabezazo. El Lugo fue superior en la segunda mitad hasta el tramo final, cuando bajó el ritmo defensivo. El Lugo encajó y sufrió a balón parado en fase defensiva, paradójicamente una virtud ofensiva del equipo. Los lucenses han marcado tres goles en esta liga en balón parado, los tres de Manu Barreiro.

Ante Las Palmas, ejercicio defensivo prácticamente impecable. Los grancanarios solo crearon una ocasión en todo el partido. Fue en una jugada individual de Francisco Jesús Crespo “Pejiño” en la primera mitad. Las Palmas sí mostró cierto juego interior, pero sin apenas profundidad y sin prácticamente desmarques de ruptura ni de apoyo. Demasiado balón al pie. Todo ello mérito del Lugo.