El Lugo creció sin recibir ocasiones y generó en contragolpes ante el Sanse

millán gómez LUGO / LA VOZ

CDLUGO

Carlos Castro

Orden posicional, falta de contundencia en áreas y estirándose en transiciones

23 ago 2021 . Actualizado a las 10:05 h.

El CD Lugo fue más constante en el rendimiento ante el Sanse que en Oviedo. Fue creciendo con el paso de los minutos sin apenas recibir ocasiones del filial de la Real Sociedad. Y lo hizo con el orden defensivo y habitual esquema 5-4-1 en fase defensiva. Con esa modificación que se produce en la altura de Xavi Torres, que gana altura para ser pivote posicional en fase ofensiva y que la pierde en fase defensiva para ser central o líbero.

Torres es, hoy día, seguramente el mejor central del equipo. El más ávido al corte, el más ganador de duelos, el que mejor compite y el más inteligente tácticamente, en parte por su experiencia. Alende es más veloz, más explosivo, e irá creciendo. Ros aportará, irá evolucionando, pues tiene recuperación y salida de balón. Al Lugo le faltó contundencia y coordinación en algún ataque del Sanse, pero el orden defensivo rojiblanco primó sobre el filial donostiarra.

Gerard Valentín es, desde hace temporada y media cuando menos, el jugador más importante del equipo. El más desequilibrante. Es una exhibición en cada partido en el uno para uno. Capaz de generar de la absoluta nada. Y, con él, nuestras ilusiones.