Los mismos errores defensivos

Millán Gómez

CDLUGO

Óscar Cela

El Lugo recibió un 1-0 impropio, reaccionó con balón, pero otro fallo supuso el 2-0

13 abr 2021 . Actualizado a las 19:51 h.

El Club Deportivo Lugo jugaba un partido difícil y donde evidentemente no contaba con el cartel de favorito ante un RCD Mallorca que, si bien es cierto que había sumado 5 puntos de los últimos 15 posibles, contaba con 5 puntos de margen para subir directo. Ahora ya son 8. Un conjunto que mantiene un bloque de Primera. Así a todo, jugar como local o visitante en Primera o Segunda es prácticamente insignificante al no haber público, son dimensiones muy similares en los terrenos de juegos y los céspedes, afortunadamente, están mayoritariamente muy bien cuidados. Es tu campo, tus costumbres, tus referencias y tus orientaciones como parte positiva. Pero prácticamente se juega en campo neutral.

Los lucenses encadenan ya 12 jornadas sin ganar, 4 derrotas consecutivas y 3 puntos de 21 posibles con Luis César Sampedro como primer entrenador. Apenas 2 goles marcados en 7 partidos con el nuevo técnico. Fueron en Girona (1-1) y Las Palmas (6-1). El margen sobre el descenso se ha reducido a 1 punto y 1 equipo intermedio. Quedan 8 jornadas.

El Lugo recibió un gol en el primer minuto en Mallorca. El primer minuto es exactamente igual que cualquier otro. No es más reprochable encajar en ese momento que en otro. No es más punible. Pero sí lo es recibirlo después de un saque de banda, con dos botes de balón en área propia y un control orientado del autor del gol, el gallego Dani Rodríguez, que marcó el 1-0 en dos contactos. Por tanto, tres momentos previos al disparo final donde el Lugo pierde los duelos, las disputas. Una cuestión de dinámica, como dijo José Ángel Carrillo en declaraciones post-partido con toda la razón. Pero seguramente tiene todavía más Roberto Canella cuando, también en opinión finalizado el encuentro, destacó que era un problema de concentración. Dinámica y concentración son dos causas, sin duda, de ese gol, pero el segundo concepto supone un grado mayor de autocrítica, lo que culpa implica un paso importante para solucionar un problema. Si lo reconoces, ya has avanzado un paso.

Reacción

Desde ese 1-0, el Lugo no se vino abajo y sí reaccionó dominando con balón. No cayó en el desánimo y la desconfianza como tras el 2-1 en Las Palmas o el 0-1 contra el Sabadell, partidos ambos que dominaba hasta esos dos instantes. En esos dos encuentros, apenas generó y cometió numerosos errores defensivos. En Mallorca, los lucenses se hicieron dueños del balón, jugaron en campo contrario y generaron tres ocasiones en la primera mitad: un disparo de Juanpe con un intento de Carrillo en el rechazo; un mano a mano de Chris Ramos despejado por Brian Oliván; y, muy especialmente, un disparo de Ramos tras saque de esquina. El Lugo volvió a dominar los primeros minutos de la segunda mitad, pero ya antes del 2-0 el Mallorca comenzó a mejorar de forma exponencial. Y el 2-0 llega tras una superioridad en banda derecha del Lugo, Chris Ramos no llega a la ayuda y, en una disputa en área propia, Víctor Mollejo, un animal competitivo, colocó mejor el cuerpo, protegió el cuero y definió con su pierna menos hábil. Dos goles y dos disputadas perdidas.

El Hacen y Arvin Appiah

Entre lo positivo, la vuelta de Moctar Sidi El Hacen, absolutamente capital. Abarca campo, gana duelos, vence segundos balones y tiene calidad para asociarse y llegar a gol. Su vuelta se notó. Juanpe y él son perfectamente compatibles en un doble pivote.

Y, lo más destacado, el acierto de Luis César ubicando a Arvin Appiah como mediapunta, en zona más centrada. Appiah estuvo participativo y activo. Apareció a la espalda de Salva Sevilla y Aleksandar Sedlar. Appiah es desequilibrante por velocidad y calidad, pero le falta una mejora en combinación y toma de decisiones. Apareciendo por ese lugar, le falta último pase, pero tendrá más opciones de gol, mejor ángulo de tiro y recibirá balón más cerca de portería rival.

El cambio por problemas físicos de Gerard Valentín es preocupante. Es el extremo más desequilibrante. El Hacen fue reemplazado en el tramo final con molestias, ojalá solo por cansancio. Son dos jugadores capitales, imprescindibles, indiscutibles. Se suman a Xavi Torres y Manu Barreiro, que viajaron, pero no pudieron jugar. Luis César confirmó que iban a ser titulares. En el caso de Torres, hoy será sometido a más pruebas, pero él mismo confirmó que “no sale nada roto a nivel óseo”. Buena noticia. Marcelo Djaló volvió a quedar fuera de la lista después de un muy correcto partido contra el Málaga.

El sábado no es una final porque quedarán 7 partidos más. Pero es un rival por la permanencia con average directo en juego (1-0 en contra en la ida). El average directo decidió 10 puestos la liga pasada.