El Lugo se abona a los partidos con resultados cortos

Desde su victoria en Logroño, solo en dos partidos ha habido más de dos goles

Edu Campabadal, jugador del C.D. Lugo, disputa un balón ante el Sporting de Gijón
Edu Campabadal, jugador del C.D. Lugo, disputa un balón ante el Sporting de Gijón

Lugo / La Voz

El Club Deportivo Lugo sigue su andanza por la Segunda División pasando inadvertido. No protagoniza victorias abultadas, pero tampoco derrotas sonrojantes. Los empates son su especialidad, de hecho. El conjunto de Mehdi Nafti vive tranquilo en las aguas de lo previsible, lo poco espectacular. Con una seriedad y una rocosidad que envidian la mayoría de equipos de la categoría, los lucenses sacan adelante muchos de sus partidos en jugadas puntuales, o dan el brazo a torcer ante rivales superiores solo debido a un error puntual o a un fallo individual. Los resultados cortos se han vuelto la tónica habitual en los encuentros de los franjirrojos, y están sabiendo sacarle mucho más partido del que se podría esperar.

Desde la victoria por 2-3 en Logroño, el pasado 24 de octubre, solo dos partidos del Lugo han visto caer más de dos goles en los noventa minutos. Esos encuentros fueron la derrota ante el Espanyol en Barcelona el 7 de noviembre (2-1) y el empate a dos ante el Málaga en La Rosaleda, en el que Juan de Dios puso las tablas en el marcador a apenas dos minutos de su conclusión. Salvo en esas dos ocasiones, no se han vuelto a marcar más de dos goles en un partido en el que se haya visto involucrado el Lugo. Tres victorias y dos derrotas por 1-0, tres empates a cero y dos empates a uno. Es por razones como estas que el Lugo posee una diferencia nula de goles a favor y en contra, 18-18, siendo el noveno menos goleado y el sexto menos goleador.

La «sanción fantasma» de Gerard Valentín, protagonista ante el Sporting

Parecía imposible que, en un partido que había estado toda la pasada semana en entredicho por los casos de covid-19 en el Sporting de Gijón, un asunto extrafutbolístico pudiese volver a ser protagonista. Pero ocurrió. Durante la primera parte del encuentro, en redes sociales se comenzó a difundir una supuesta alineación indebida del Club Deportivo Lugo, que estaría ocurriendo en esos mismos momentos. Los narradores del encuentro se hicieron eco de esta circunstancia, y no dudaron en comentarla en el directo televisivo del encuentro. Según algunas voces, Gerard Valentín, el extremo derecho del conjunto lucense, podría tener cinco tarjetas amarillas acumuladas en su historial esta temporada, por lo que debería estar cumpliendo sanción por acumulación de amonestaciones. Además, la decisión de Mehdi Nafti de sustituirle al descanso no ayudó a calmar las aguas. Las sospechas ya se habían extendido.

La realidad, sin embargo, fue mucho más simple. La causa del revuelo fueron los datos de algunas aplicaciones de resultados online, que le otorgaban al catalán una tarjeta amarilla más de las que de verdad tenía. La página web de La Liga así lo corroboraba, donde solo se le asignaban cuatro amonestaciones. De igual modo, la circular oficial de la Real Federación para la disputa de la presente jornada, el futbolista no aparece entre los sancionados por acumulación de amarillas. Por lo tanto, Valentín podía disputar el partido con normalidad, y así lo hizo. El cambio al descanso, según el técnico del Lugo, se debió simplemente a razones deportivas, ya que buscaba darle otro ritmo al partido y cambiar el esquema.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Lugo se abona a los partidos con resultados cortos