Ni un solo accionista en la Junta General del Lugo

Todas la iniciativas del Consejo de Administración se aprobaron por unanimidad


Lugo / La Voz

Ni un solo accionista del Club Deportivo Lugo asistió como público a la Junta General celebrada este martes en el Pazo de Feiras. La sala de eventos lucía más vacía de lo que jamás lo había hecho. La soledad de los representantes del Consejo de Administración, postrados en los sillones que encabezaban la habitación, fue una prueba más de la excepcionalidad de este año 2020.

Los cinco puntos que se trataron en la Junta fueron aprobados por unanimidad. Para empezar, las cuentas del ejercicio 2019/20, uno de los más complicados de la historia reciente del club. La aplicación y distribución de los resultados de este ejercicio también fueron asumidos de forma unánime. La gestión social del Consejo de Administración, así como los presupuestos de cara a esta temporada y su aplicación, corrieron el mismo destino. En definitiva, todas las propuestas del Consejo de Administración fueron aprobadas por todos los asistentes, ya que formaban parte del club en sí mismos.

El Lugo exigió un test de antígenos negativo para poder acudir a la junta general
El Lugo exigió un test de antígenos negativo para poder acudir a la junta general

Un curso complicado

Tino Saqués, presidente del Club Deportivo Lugo, analizó varias de las situaciones a las que se tuvo que enfrentar el club durante este año 2020. Las dos instalaciones que llevó a cabo el Lugo en este período tuvieron un rol protagonista en la reunión. La primera, el cambio del césped, terminó con un coste superior a los 200.000 euros. «Era una reforma necesaria, el césped no resistía más», afirmó Saqués. La segunda, la renovación de la iluminación del Ángel Carro. Esta obra supuso un gasto de, al menos, 800.000 euros para el Lugo, con la instalación de 280 proyectores. Para el presidente, una renovación «de nivel de Primera».

A nivel económico, el Lugo notó mucho la falta de abonados en sus gradas. «La no presencia de público ha sido un impacto fuerte. Destacamos que cerca de la mitad de abonados no solicitaron devolución o compensación alguna por esta circunstancia. Nuestro agradecimiento por su consideración», expresó Saqués.

Como nota curiosa, el club exigió la realización de un test de antígenos para cada una de las personas que quisieran asistir a la Junta General. Como no acudió ningún particular, estas pruebas se limitaron a los profesionales de medios de comunicación, representantes del club, y demás empleados del lugar, no para público.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Ni un solo accionista en la Junta General del Lugo