El Lugo visita al Mirandés en Anduva buscando volver a la senda de la victoria tras tres partidos

Nafti pierde al «Puma», pero recupera a Xavi Torres y se lleva dos del filial


LUGO / LA VOZ

El Lugo visita el Estadio de Anduva (18.15 horas/Movistar LaLiga) con la necesidad de demostrar que son capaces de ser ese equipo ilusionante y efectivo del inicio de la era Nafti, e incluso con Juanfran en el tramo final de la campaña pasada.

La exigencia del Lugo se marca por su propio rendimiento. Tras acostumbrarnos a un buen fútbol acompañado de resultados, las expectativas -aunque no fuese la intención de Nafti-, crecieron de manera evidente. El Lugo demostró que podía competir de tú a tú a cualquier rival e incluso, ganar partidos, algo que parecía haberse borrado de la mente de los futbolistas en los últimos partidos con Juanfran. Es por ello que los tres puntos de doce en los últimos cuatro partidos, generan una cierta sensación de decepción, acompañada de la resignación propia de aquellos aficionados conscientes de las dificultades del Lugo y el meritorio camino hasta la fecha en la competición de plata.

Hay dos factores que han afectado a los resultados del club lucense. En primer lugar, tramos de mal juego acompañados de cierta relajación, suficientemente palpable en una competición que no permite ni un solo suspiro. La pésima imagen ante el Alcorcón fue mejorada desde una mayor contundencia atrás contra el Oviedo, una mayor verticalidad en Málaga y con ciertos tramos de buen fútbol frente a Las Palmas. Sin embargo, en todos estos partidos falló la continuidad en el juego, provocando momentos de vacío futbolístico, que, unidos a una menor dosis de fortuna, evitaban que el Lugo se hiciese con los tres puntos.

Otra vez, muchas bajas

Otro factor que ha minado su rendimiento son las continuas lesiones y polémicas arbitrales. En este aspecto, se están viendo muy afectados por la dureza y exigencia de una competición que no da tregua, con partidos intercalados entre tres y cuatro días. Sin Manu Barreiro, sancionado, y con la duda por lesión del Puma Rodríguez y Canella, Nafti evita quejarse en exceso. «No he llorado cuando nos faltaban el Puma o Gerard, o El Hacen estaba fuera de forma. Tampoco voy a llorar ahora. Iremos a la guerra con lo que hay», no obstante, el franco-tunecino reconoció en rueda de prensa que «no es normal que tengamos tantas lesiones», mostrando su plan de emergencia: «Tenemos que analizarlo con frialdad y tranquilidad, pero los chavales del B van a hartarse de hacer test PCR porque van a tener que viajar con nosotros».

La situación en la tabla clasificatoria sigue siendo buena. Todo el mundo firmaría encontrarse en esta situación al inicio de la temporada. En la jornada 16, 22 puntos, ocho sobre del descenso y a cuatro del playoff son cifras que hablan a la perfección del gran trabajo de Nafti y su cuerpo técnico en el banquillo lucense, generando confianza para obtener el objetivo principal con holgura: la permanencia en Segunda División.

El Lugo jamás ha ganado en campo del Mirandés

Miranda de Ebro no parece el lugar más apropiado para que el Lugo logre volver a sumar tres puntos tras cuatro jornadas consecutivas en las que no han obtenido ningún triunfo. Tres empates consecutivos ante Oviedo, Málaga y Las Palmas, exigen al equipo dirigido por Mehdi Nafti a conquistar uno de los feudos más difíciles para los lucenses, el Estadio de Anduva.

Aquí, el Lugo nunca ha conseguido sumar una victoria. En seis enfrentamientos en tierras castellano leonesas, han sumado cuatro empates y dos derrotas. Es cierto que no son unos datos pésimos, sin embargo, la dinámica actual obliga a acabar con un balance paupérrimo ante el Mirandés. El precedente más cercano se produjo en la novena jornada de la temporada pasada, cuando empataron a unos en un Lugo dirigido por aquel entonces por Eloy Jiménez. En aquella ocasión el Lugo se adelantó por un gol obra de Manu Barreiro de penalti, respondido por Matheus en el 90. En lo que sería una mezcla de lo ocurrido ante Las Palmas y Málaga en los dos últimos partidos de esta temporada.

A este dato se le puede dar la vuelta de tal manera que el Lugo sale incluso beneficiado. Podríamos convenir que el Lugo lleva desde el 2013 sin perder en Miranda. Desde entonces se produjeron cuatro empates seguidos, con una interrupción en la temporada 18/19 cuando el Mirandés militaba en Segunda División B.

El recuerdo más reciente de los lucenses es, sin embargo, el último partido de la pasada campaña. Fue en el Ángel Carro, pero a los jugadores de aquella plantilla jamás se les olvidará el sufrimiento que tuvieron que pasar y el alivio que sintieron tras vencer al Mirandés y sellar la permanencia en Segunda División, un año más.

Nafti elogia al Mirandés y evita buscar una excusa en las bajas del equipo

Mehdi Nafti, entrenador del Lugo, advirtió de la dificultad que entraña el partido de este sábado con el Mirandés, destacó la intensidad con la que se emplean los burgaleses y dijo que no tienen «miedo a fallar», algo que les hace «más peligrosos».

«El Mirandés está haciendo una buena campaña, es un equipo atrevido, muy intenso, con muchos jóvenes y eso se nota en la intensidad. Intenta muchas cosas en los partidos y nosotros tenemos que hacer un gran partido si queremos ganar ahí», comentó en rueda de prensa. El técnico indicó que quiere ver a su equipo «crecer» y afirmó que la clave es la «coherencia» en el trabajo: «Si la tienes, normalmente los resultados tienen que acompañar. Llevamos once partidos aquí y no hemos estado en uno y medio, en el resto, sí, así que no está mal». Nafti no quiso buscar excusas con «lesiones y sanciones» y aseguró que «anímicamente el equipo está igual que hace un mes».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Lugo visita al Mirandés en Anduva buscando volver a la senda de la victoria tras tres partidos