El Lugo es el equipo más en forma de la liga y ya mira al «playoff»

André Siso Zapata
André S. Zapata LUGO / LA VOZ

CDLUGO

OSCAR CELA

Los lucenses han sido el mejor equipo desde la jornada cinco, con 16 puntos

16 nov 2020 . Actualizado a las 10:58 h.

El Club Deportivo Lugo va lanzado. Jugadores, cuerpo técnico, directiva y afición viven en una nube desde hace ya siete jornadas. Los resultados han sido magníficos, pero la sensación que ha dejado el equipo desde entonces ha sido incluso mejor. Se ha ganado el respeto de absolutamente todos los equipos de la categoría, y las redes se han inundado de una mezcla de estupefacción y admiración por el «efecto Nafti». A pesar de que tanto la plantilla como los técnicos piden calma ante esta situación, ya hay voces en el entorno del club que piden mirar hacia arriba. Tras doce jornadas, el Lugo está séptimo en la tabla, con 19 puntos, apenas uno por debajo del Málaga, que marca las posiciones que dan acceso a la promoción de ascenso a Primera División.

Los números avalan al Lugo

Las estadísticas encumbran a los de Mehdi Nafti. Desde que el tunecino aterrizó en el banquillo, el equipo ha conseguido obtener 16 puntos de 21 posibles. Esto significa que el Lugo es el líder de la competición desde el 17 de octubre. En el último mes, ni Espanyol, ni Leganés, ni Mallorca ni Almería: Nadie es mejor que el Lugo. Solo una derrota ante el Espanyol, el tirano que domina la categoría, ha hecho que el Lugo se meta en la pelea por los puestos nobles junto a los mejores equipos de la Segunda División. Es, además, el segundo equipo más goleador de la categoría, con 14 goles. Empata con Fuenlabrada, Oviedo, Cartagena y Las Palmas, pero los ha sabido aprovechar mejor que ellos, ya que estos van por detrás de los lucenses en la tabla de clasificación general. Solo le supera, claro, el Espanyol, con 17.

«El esfuerzo, la fe, la entrega y el corazón de los jugadores nos han dado los tres puntos hoy». Así comenzaba Mehdi Nafti la rueda de prensa posterior a la victoria del Lugo ante el Albacete. Y es que esas son varias de las características que han hecho que el club se encuentre en una situación como esta ahora mismo. El carácter que el tunecino ha imprimido en sus jugadores está siendo clave para conseguir los objetivos.

A partir de ahora, el Lugo tendrá que resistir a la tentación de creerse que esta racha durará para siempre, pero, al mismo tiempo, aprovechando la gran dinámica que traen con ella. Como dijo Iriome: «Primero tenemos que asegurar la salvación. A partir de ahí, miraremos hacia arriba con ilusión».

El Polvorín y el juvenil del Lugo no consiguen seguir la senda del primer equipo

No han corrido la misma suerte los dos filiales del C.D. Lugo. El Lugo B - Polvorín cayó derrotado ante el Somozas por 1-2, en A Cheda. Se adelantaron los de Álex Ortiz bastante pronto, por medio de Escobar, en el minuto 27. Se ponían por delante en el marcador los locales, en lo que parecía un buen augurio tras varios malos resultados en las jornadas anteriores. Nada más lejos de la realidad. Los coruñeses igualaron el marcador por medio de Rojo Toba antes del descanso, y Pablo Rey —quinto gol en cuatro partidos— decidió el encuentro con un espectacular tanto de falta directa, una de sus especialidades. El Somozas ya es líder destacado y el Polvorín es décimo, con dos partidos menos.

El juvenil de los albivermellos siguió el mismo destino. Los lucenses visitaron al Pabellón C.F. ourensano, y cayeron de forma contundente, por 3-1. Es la primera derrota del juvenil esta temporada, en la que sus dos primeros partidos se habían saldado con victorias. Los ourensanos se fueron ganando 3-0 al descanso gracias a los goles de Osián (doblete) y José. El del Lugo, de Coello. Los franjirrojos son ahora segundos, con seis puntos, tras el Celta.

El partido estuvo marcado por la inexplicable expulsión de Campabadal

El Lugo obra otro milagro y vence al Albacete (1-0)

André S. Zapata

El Lugo volvió a obrar una gesta abrumadora y se llevó los tres puntos en un partido que jugó con uno menos toda la segunda parte. Los de Nafti se colocan en puestos de playoff de forma provisional y continúan con la racha de grandes resultados que les han hecho ganarse el respeto de toda la liga.

Ambos equipos arrancaron el partido con respeto hacia el contrario, sabiendo que ambos buscaban unos puntos muy valiosos. El Lugo intentaba llevar la iniciativa, pero los jugadores entraron al campo fríos y varios errores en controles y en pases fáciles impedían que el juego fluyera con naturalidad. No bajaba la guardia el Albacete, que apenas llegaba al tercio final del campo, pero esperaba al Lugo en un bloque bajo muy junto, aguardando un error de los locales mientras evitaban cometer uno ellos mismos.

Seguir leyendo