El Lugo debutará en Copa del Rey contra el Atlético Pulpileño

Los lucenses viajarán a tierras almerienses el próximo 16 de diciembre, en una ronda que se decidirá a partido único

Cdlugo Albacete
Cdlugo Albacete

Lugo / La Voz

El Club Deportivo Lugo tendrá que viajar hasta la localidad almeriense de Pulpí para iniciar su camino en esta edición de la Copa del Rey. El sorteo emparejó a los lucenses con el Club Atlético Pulpileño, que actualmente milita en el subgrupo 13-A de la Tercera División y que con este encuentro vivirá su primera experiencia copera en sus 18 años de historia.

Para los lucenses será la oportunidad para olvidar la decepcionante primera ronda de la temporada pasada, cuando cayeron en los penaltis frente al Sestao River tras forzar el empate en el minuto 92 con un tanto de Cristian Herrera. Y es que la Copa del Rey no es una competición que traiga grandes recuerdos al conjunto del Anxo Carro, que en las 36 ediciones que disputó su mejor resultado fue una clasificación a dieciseisavos de final en la temporada 18/19, siendo eliminados por el Levante por un 1-3 en el global.

A pesar de ello, el Club Deportivo Lugo es un equipo muy diferente al que se pudo ver en la eliminatoria de la campaña anterior en el campo vizcaíno de Las Llanas. Aquel 18 de diciembre de 2019 Eloy Jiménez se sentaba en el banquillo para dirigir a un Lugo, que ocho días más tarde sería abandonaría siendo relevado por Curro Torres. En cuanto a los futbolistas hay menos cambios, manteniendo a siete de los 14 jugadores que participaron en el partido. Pero el principal cambio es el que vemos reflejados en la actitud del equipo.

Con un bagaje de siete jornadas consecutivas sin conocer la derrota y sumando 16 de 21 puntos posibles, los rojiblancos afrontan el torneo del «ko» con mayor confianza que en temporadas anteriores. Sin descuidar el objetivo de la competición doméstica, el «efecto Nafti» proporciona a jugadores y afición ilusiones renovadas para afrontar la Copa como una oportunidad para seguir haciendo historia, en vez de una incómoda piedra en el camino hacia la salvación.

Para el Atlético Pulpileño será la segunda ocasión en la que se enfrenten a un equipo gallego. Casualmente, lo volverán a hacer con un club de la provincia de Lugo. En la temporada 17/18 el equipo de Pulpí se topó con el Rácing Club Vilalbés en la primera ronda de la fase de ascenso a Segunda División B, en la que quedaron eliminados tras imponerse los de Vilalba en la tanda de penaltis.

El sorteo celebrado en la mañana del lunes en el Estadio de La Cartuja en Sevilla, sirvió también para conocer la suerte de los siete restantes equipos gallegos que participarán en el torneo. Entre los clubes de la Comunidad que afrontarán la eliminatoria fuera de casa, el Celta tendrá el desplazamiento más cercano, hasta la localidad asturiana de Posada de Llanera para jugar contra la UD Llanera. Por su parte, la SD Compostela volará hasta Mallorca para enfrentarse al Poblense. El resto de equipos se jugarán el pase como local. Así, el Deportivo se medirá con El Ejido en el municipal de Riazor, otro de los representantes almerienses del sorteo; el Pontevedra recibirá al Cartagena y el Coruxo al Málaga en O Vao. Los representantes gallegos de la Tercera División, Ribadumia y Ourense CF, se verán las caras con Cádiz en A Senra y Leganés en O Couto, respectivamente.

Destacar también otros emparejamientos como el Cardassar-Atlético de Madrid; Ciudad de Lucena-Sevilla y Terrasa-Valencia . Estas eliminatorias se disputarán a partido único el 16 de diciembre.

El Pulpileño, un debutante cargado de ilusión

La localidad de Pulpí, en Almería, ya espera al Lugo para celebrar el próximo 16 de diciembre el debut en Copa del Rey de los suyos. El Club Atlético Pulpileño recibirá al Lugo en la primera eliminatoria de su historia en Copa del Rey. Los andaluces se clasificaron la para la competición copera tras finalizar la temporada anterior como segundos clasificados del grupo XIII de la Tercera División y ser el noveno con mejor puntuación de todos los segundos clasificados de la categoría. Cuando la pandemia de coronavirus obligó a la cancelación de las competiciones deportivas en España, el Atlético Pulpileño se encontraba con 57 puntos a tan solo 3 del líder del grupo, el Lorca Deportiva.

Precisamente ante el Lorca, el conjunto dirigido por Sebas López se quedó a las puertas de ascender a Segunda División B, al caer eliminados ante los murcianos por la mejor clasificación de los mismos al detenerse la competición. Además de este intento fallido por el ascenso, los almerienses gozaron de una oportunidad similar dos años antes cuando, tras acabar terceros en liga, disputaron la fase de ascenso a Segunda B, en la que se toparon con otro equipo lucense: el Rácing Club Vilabés. Esta vez la suerte de los penaltis decidió la eliminatoria que se llevaron los gallegos tras sendos empates a cero en A Magdalena y el Municipal de San Miguel.

En la actualidad el proyecto del conjunto presidido por Mariano Muñóz está destinado a obtener el ansiado ascenso a la categoría de bronce del fútbol español. A estas alturas militan en la cuarta posición del subgrupo 13-A con siete puntos obtenidos de 12 posibles y acumulando tres jornadas consecutivas sin conocer la derrota.

A falta de un mes para la disputa del encuentro ante el Club Deportivo Lugo, la presencia de aficionados en las gradas del Campo Municipal de San Miguel es una incógnita. Con capacidad para 2.000 espectadores, el Atlético Pulpileño querrá compartir un momento tan especial como el es el debutar en Copa del Rey con la mayor parte de la afición posible, intentando dar color a las gradas de su estadio. Precisamente sobre de este hecho, la secretaría general de la Federación de Fútbol de la Región de Murcia sancionó al Atlético Pulpileño por permitir la entrada de aficionados al estadio en el partido frente a El Palmar, a pesar de la negativa de la normativa vigente. En ese mismo encuentro, el conjunto almeriense fue sancionado también por alineación indebida, lo que le costó el punto obtenido.

El Lugo es el equipo más en forma de la liga y ya mira al «playoff»

André S. Zapata

Los lucenses han sido el mejor equipo desde la jornada cinco, con 16 puntos

El Club Deportivo Lugo va lanzado. Jugadores, cuerpo técnico, directiva y afición viven en una nube desde hace ya siete jornadas. Los resultados han sido magníficos, pero la sensación que ha dejado el equipo desde entonces ha sido incluso mejor. Se ha ganado el respeto de absolutamente todos los equipos de la categoría, y las redes se han inundado de una mezcla de estupefacción y admiración por el «efecto Nafti». A pesar de que tanto la plantilla como los técnicos piden calma ante esta situación, ya hay voces en el entorno del club que piden mirar hacia arriba. Tras doce jornadas, el Lugo está séptimo en la tabla, con 19 puntos, apenas uno por debajo del Málaga, que marca las posiciones que dan acceso a la promoción de ascenso a Primera División.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Lugo debutará en Copa del Rey contra el Atlético Pulpileño