El calendario da un respiro al Lugo tras diez jornadas de rivales de altura

Los albivermellos ya se han enfrentado a siete de los diez primeros clasificados de la Segunda División, y solo a uno de los cinco peores


Lugo / La Voz

La tormenta empieza a remitir. Después del inicio de curso infernal del Lugo, en el que se ha enfrentado a casi todos los aspirantes al ascenso, el calendario se relaja y le ofrece a los de Mehdi Nafti unas jornadas de aparente tranquilidad, al menos hasta final de año. Uno de los grandes méritos, tanto de los jugadores como del cuerpo técnico, es haber salido vivos -y muy bien parados- de la primera parte de la competición, en la que se han tenido que ver las caras con verdaderos «gallos» de la Segunda División.

Con 16 puntos en once jornadas, los albivermellos se encuentran en una cómoda décima posición en la tabla. Son, además, el cuarto equipo más goleador de la categoría, solo tras el líder, el Espanyol, el Cartagena y la U.D. Las Palmas. Tras solo conseguir un punto de los primeros quince, la llegada de Nafti y la salida de Juanfran contribuyeron a que el equipo entrase en una dinámica de resultados que nunca se había visto en Lugo en su historia en la categoría de plata del fútbol español. En las cinco jornadas posteriores a la incorporación del tunecino, se consiguieron 13 puntos de 15 posibles, un récord del club. De los 0,2 puntos por partido con los que terminó la etapa de Juanfran esta temporada, se ha pasado a los 2,25 con Nafti. Un balón de oxígeno para un Lugo asfixiado por la exigencia del calendario.

Hasta el momento, el Lugo se ha enfrentado a siete de los diez primeros clasificados. Todo esto, en solo once jornadas. La exigencia ha sido tremenda. Fuenlabrada, Leganés, Almería, Mallorca, Rayo Vallecano y Espanyol copan los primeros puestos de la clasificación. Además, el Lugo se las ha visto con sus dos inmediatos perseguidores en este momento, el Cartagena, undécimo, y el Girona, duodécimo. El calendario solo ha tenido algo de merced en los partidos ante Castellón, Logroñés y Tenerife, todos ellos por debajo del puesto doce. Estos once equipos tienen, de media, 16,5 puntos. Más que el propio Lugo, lo que significaría un octavo puesto en la clasificación. A estas alturas, una barbaridad. En su día, Juanfran dijo preferir a los mejores equipos de la liga en las primeras jornadas. Ahora, el Lugo ha superado esa fase y se asoma al playoff con un calendario en el horizonte mucho más benévolo.

El calendario hasta Navidad

A partir de ahora, el nivel medio de los equipos según su rendimiento hasta el día de hoy, bajará. En los próximos diez partidos, los restantes hasta el final de la primera vuelta, solo tres rivales del Lugo están entre los diez primeros: Málaga (7º), Mirandés (9º) y Sporting (3º). El resto se sitúan en la zona media-baja de la categoría. Entre otros, el Lugo jugará contra tres de los cuatro conjuntos que ocupan el descenso: el Albacete, el Alcorcón y el Sabadell. La media de puntos de estos diez equipos es de solamente algo más de 12 puntos, un 17º puesto, e inflado por los 22 del Sporting de Gijón.

Si el equipo repite los resultados de este inicio -16 puntos en 11 partidos-, terminaría la primera vuelta con alrededor de 30 puntos, algo muy notable, y que le acercaría al objetivo de los 55 a final de temporada, que suelen servir para mantener la categoría. Los de Nafti, por lo tanto, piensan a corto plazo para buscar la tranquilidad soñada en junio, intentando evitar el sufrimiento de los últimos años y, quién sabe, aspirar a dar la sorpresa en una categoría que presume de tener varias de estas cada año.

Iriome: «Cuando las cosas van bien, todo te parece mucho más fácil»

André S. Zapata

Cree que la buena racha no debe apartar al equipo del objetivo real, mantener la categoría

A Iriome González (Icod de los Vinos, Santa Cruz de Tenerife, 1987) le está pasando lo que todos los jóvenes han experimentado alguna vez en su vida. Para su desgracia, le ha tocado ver como sus amigos se lo pasan genial en una fiesta a la que él no ha podido acudir. Desde la distancia, tiene que conformarse con observar cómo otros disfrutan del momento, contando los días que quedan para unirse a ellos y sentir esa alegría que desprenden. En este caso, el canario no ha podido estar junto a sus compañeros las últimas semanas debido a una lesión en la parte anterior del muslo, que le ha tenido apartado de los terrenos de juego de forma casi total desde el encuentro ante el Leganés. Ahora, afronta la recta final de su recuperación con ganas de llegar lo antes posible a la «fiesta» del Lugo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El calendario da un respiro al Lugo tras diez jornadas de rivales de altura