Juanpe Jiménez, el nuevo «indiscutible» de Mehdi Nafti

El gol del empate en Tenerife marcó un punto de inflexión en su rol en el equipo


Lugo / La Voz

La magnífica racha de resultados que ha cosechado el Club Deportivo Lugo desde la quinta jornada de liga, la última de Juanfran García en el banquillo de los franjirrojos, tiene nombre y apellidos: Mehdi Nafti. El técnico tunecino ha imprimido una personalidad y un compromiso a la plantilla que les han permitido conseguir 13 puntos en las cinco jornadas posteriores. Solo la derrota ante el gigante de la categoría, el Espanyol, el pasado sábado, pudo impedir que el Lugo siguiese sumando.

Sin embargo, más allá de los triunfos, uno de los méritos de Nafti ha sido sobrellevar la plaga de lesiones que ha asolado al equipo en las últimas semanas. El técnico ha encontrado la solución a este problema de una forma muy práctica: implicando a todos los jugadores de la plantilla. Sin ningún tipo de duda, uno de los más beneficiados por esta decisión ha sido Juanpe Jiménez, que se ha destapado como una de las revelaciones del equipo albivermello en lo que llevamos de temporada.

El jugador, que llegó al Ángel Carro el pasado agosto, aterrizó en Lugo procedente del Sevilla Atlético, el filial del equipo hispalense. Su titularidad indiscutible durante los dos últimos años sembraron el interés de varios equipos de Segunda División. El Lugo acabó llevándose el premio y consiguió incorporarlo a sus filas. Como él mismo dijo en su presentación, Juan Carlos Lazo, exjugador del conjunto franjirrojo, fue una pieza fundamental para que eligiese su siguiente club: «En cuanto supo que tenía la posibilidad de venir aquí me dijo que adelante, que es un sitio maravilloso, una ciudad muy cómoda y que el club es magnífico, formado por gente muy familiar».

El punto de inflexión

En la gran progresión que ha demostrado el gaditano desde que se incorporó al equipo, un partido concreto supuso su salto de calidad definitivo y ha contribuido extraordinariamente en consolidarle como un jugador a tener en cuenta para Mehdi Nafti. Ese partido fue el de Tenerife. En aquel encuentro, de la novena jornada del campeonato liguero, hace apenas doce días, Juanpe marcó el gol del empate para el Lugo en un final agónico. El andaluz se encontró con un balón muerto dentro del área y conectó una volea que salvó un punto para su equipo. A partir de entonces, dos titularidades consecutivas, con dos extraordinarias actuaciones seguidas. En el siguiente partido, de hecho, volvió a marcar. Y no de cualquier forma. De nuevo, demostrando que puede llegar con facilidad al área, empujó al fondo de la red un gran pase de Cristian Herrera ante, nada más y nada menos, que el Rayo Vallecano, uno de los favoritos. Es más, lo hizo en el minuto 6 de partido, por lo que solo pasaron siete minutos de juego real entre su gol en Tenerife y su tanto ante el Rayo. Juanpe estaba de dulce y lo supo aprovechar.

Los número avalan al joven gaditano. Ha sido titular en cinco partidos este curso. En el único en el que disputó los 90 minutos fue ante el Castellón, debido a que Xavi Torres y Carlos Pita eran bajan por haber sido expulsados ante el Mallorca. No disputó ningún minuto en los dos partidos anteriores, Cartagena y, precisamente, Mallorca. Ha marcado dos goles y ha dado una asistencia -ante el Espanyol-, lo que significa que aporta un gol al equipo cada partido y medio, la cifra más alta de la plantilla tras Chris Ramos y Herrera, que han jugado muchos menos minutos. Además, siete disparos (1,38 por partido, entre los cinco mejores de Segunda División), seis de ellos a puerta, uno de los más precisos de la liga. Siete recuperaciones y ocho entradas con éxito certifican que también sabe implicarse en defensa. Ahora, Juanpe busca aprovechar su gran momento y afianzarse aún más en el once de Mehdi Nafti.

El Espanyol termina con la racha del Lugo de Nafti (2-1)

André S. Zapata

El equipo de Mehdi Nafti peleó hasta el final , pero los jugadores de ataque del Espanyol pudieron con los arreones de los visitantes, que caen de puestos de «playoff»

El C.D. Lugo sucumbió ante el Espanyol en la noche de ayer, en lo que significó la primera derrota del equipo desde que Nafti cogió las riendas. El talento de los catalanes se impuso a las ganas de los lucenses, y dos goles de Raúl de Tomás y Adrián Embarba contrarrestaron el tanto de Carrillo.

Empezó el partido como muchos esperaban. El Espanyol se quiso hacer notar desde el principio, como si tuviese ganas de demostrar que su éxito no es una buena racha, sino un gran equipo a secas. No les falta razón, ya que llegaba al partido con el récord del equipo con menos goles concedidos en las diez primeras jornadas de la historia del fútbol español bajo el brazo -solo uno, superando los dos del Deportivo en la 1993/94-. El Lugo se recogía ante este dominio, incluso llegando a colocar a Pita como tercer central en una defensa de cinco.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Juanpe Jiménez, el nuevo «indiscutible» de Mehdi Nafti