Nuevo míster y nuevos problemas

El Lugo cambia su plan de viaje por un posible positivo en el filial en el estreno de Nafti en el feudo del sorprendente Castellón, al que nunca se ha enfrentado


REDACCIÓN / LA VOZ

La coletilla, que se cumple las menos veces, reza que «a entrenador nuevo, victoria segura». Ya se verá, pero el cambio de fichas en el banquillo lucense por el momento ha venido acompañado de nuevos problemas. Un positivo en covid de un futbolista del filial que ha compartido entrenamientos con el primer equipo ha obligado a toda la estructura del club a someterse a pruebas PCR y posponer el viaje a Castellón de la Plana hasta este mismo sábado. Por esa circunstancia el horario del encuentro se retrasó (Castalia, 20.30 horas. En directo por Movistar La Liga).

Antes de que esa circunstancia pusiese en peligro el viaje lucense y podría ser incluso que el partido, la papeleta ya era importante para un Mehdi Nafti centrado en recuperar el ánimo de sus jugadores tras la destitución de Juanfran García, al conseguir solo tres puntos en cinco jornadas. Todo lo contrario le ocurre al recién ascendido Castellón, que se ha adaptado a la perfección a una categoría que no pisaba desde el 2009-2010 y con ocho puntos está más cerca de la zona noble que de la de peligro.

El Lugo somete a pruebas PCR a todo el equipo por el positivo en covid de un jugador del filial

LA VOZ

El futbolista había participado en entrenamientos con el primer equipo, que deberá esperar hasta mañana para viajar a Castellón

El Club Deportivo Lugo ha tenido que mover ficha con celeridad. El motivo, un jugador del filial que ha dado positivo en covid-19. Esto ha obligado al club a realizar pruebas PCR a todos los futbolistas del primer equipo, así como al cuerpo técnico y al resto del personal que se desplaza con la comitiva.

El jugador había participado puntualmente en entrenamientos con el bloque sénior, lo que ha motivado la modificación de la sesión de entrenamiento de esta mañana, obligando a realizar las pruebas para detectar posibles casos de coronavirus. 

Según informó el club a través de un comunicado, tras hablarlo con LaLiga, el desplazamiento a Castellón queda pospuesto hasta mañana, a la espera de los resultados de las pruebas practicadas hoy. El duelo estaba previsto para las 16.00 horas.

Seguir leyendo

 

Coinciden por primera vez

Será el primer enfrentamiento de la historia entre dos conjuntos que nunca habían coincidido en Segunda División. Mientras que el Lugo enlaza nueve temporadas consecutivas en la categoría, su rival no competía en el fútbol profesional desde hace una década, y entre 2012 y 2017 estuvo ininterrumpidamente en Tercera.

El cuadro entrenado por Óscar Cano derrotó a la Ponferradina (1-2) y al Leganés (2-0), empató en los feudos del UD Logroñés (1-1) y el Fuenlabrada (1-1), y solo cayó contra el Málaga. Además, tendrá la única baja del lateral Víctor García, que debe cumplir dos partidos de castigo tras ver la roja directa en el Fernando Torres.

Sin Pita, Xavi Torres y El Hacen

Así, el once del cuadro valenciano no debería diferir demasiado del de las últimas semanas. Más interrogantes hay en los lucenses, con nuevo míster y varias bajas sensibles. Carlos Pita y Xavi Torres fueron expulsados ante el Mallorca, El Hacen aún no podrá debutar tras su convocatoria con Mauritania, y además Manu Barreiro está tocado. Tampoco es segura la participación de Djaló, que regresó de su concentración con Guinea-Bissau con molestias, lo que podría abrir la puerta de la titularidad al central portugués casi recién llegado Frederico Venancio. También regresa a la convocatoria Iriome, tras superar una lesión.

Nafti quiere ser incómodos

En su primera previa como entrenador del Lugo, Mehdi Nafti se deshizo en elogios para un Castellón del que cree que está aprovechando «la ola del ascenso». «Están con confianza, tienen movilidad, balón parado, está muy buen trabajado y juegan un fútbol combinativo», contó.

Por eso, emplazó a sus hombres a hacer un partido «muy incómodo»: «Me gustaría ver un equipo sólido, agresivo, intenso, que mis jugadores recuperen sensaciones, que sea un grupo que se suelte, que vaya cogiendo confianza poco a poco».

El técnico franco-tunecino, además, incidió en que la adaptación mutua con el grupo va por buen camino tras la dolorosa salida de Juanfran: «Se están soltando un poquito conmigo, es un grupo muy serio, profesional, educado y está por la labor de mejor y aprender». «Ellos saben que tienen que dar un paso y mejorar y yo les ayudaré. Sin mis jugadores no soy nadie, los necesito», concluyó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Nuevo míster y nuevos problemas