Tino Saqués: «No había visos de que el rumbo cambiara con Juanfran»

El presidente considera que el fichaje de Juanfran fue un acierto, pero que el cambio ahora era necesario


LUGO / LA VOZ

Solo tres puntos en cinco jornadas condenaron a Juanfran García tras una permanencia casi milagrosa. «No había visos de que el rumbo cambiara», justificó el presidente del Lugo, Tino Saqués, en la presentación de su sustituto, pese a que hasta el momento se habían enfrentado a cuatro candidatos claros a la zona noble y ni siquiera habían debutado fichajes importantes como Venâncio o El Hacen.

«Juanfran era el técnico ideal para la temporada pasada, y lo demostró. Pero cada situación es distinta», defendió el mandatario rojiblanco que ha visto imprescindible un cambio en el banco. «Empieza una nueva temporada, una carrera de fondo donde el trabajo del día a día es súper importante para empezar a tener buenos resultados y en las jornadas que discurrieron no se vio el resultado sobre todo a nivel de estructura e identidad de equipo. Somos esclavos de los resultados. El fútbol no para y hay que tomar decisiones», explicó.

Sobre Nafti, Saqués destacó su «carácter enérgico y pasional». «Resultó elegido en gran medida porque conecta muy bien con el grupo, lo entiende y lo hace partícipe de su pasión, de querer hacer un fútbol intenso y con muy buenos resultados», añadió sobre el preparador de 41 años, con experiencias en el Marbella, el Mérida y el Badajoz.

Límite salarial

El presidente, además, se refirió a un límite salarial que les dejó un «muy escaso margen de maniobra»: «No da para más, como le pasa a la mayoría de los clubes». Aunque matizó que han montado una plantilla «buena y compensada».

Saqués también se refirió a Sebas Moyano, que no fue inscrito y aún se le busca una cesión tras «problemas burocráticos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Tino Saqués: «No había visos de que el rumbo cambiara con Juanfran»