Juanfran se despide con elegancia del Lugo: «Ojalá sea un hasta pronto»

El entrenador valenciano se marcha agradecido por la oportunidad aunque cree que no confiaron en él


Con la misma serenidad con la que se ganaron a la plantilla y a la afición del Lugo se despidieron Juanfran García y Adrián Rubio en una rueda de prensa organizada por su agencia de representación en un conocido hotel de la ciudad. Habló el valenciano, sin reproches por el despido, y reivindicó su legado con elegancia. «Ojalá sea un hasta pronto», zanjó.

«No puedo hablar mal de quién me ha dado la oportunidad que tanto quería», declaró el exfutbolista del Celta o el Levante y mundialista con España en el 2002. «No hemos tenido ningún rifirrafe, ni por la composición de la plantilla ni por nada. El único fichaje que pedimos fue Xavi Torres», añadió.

Falta de confianza

Sin profundizar, Juanfran sí dejó caer que no gozaba de toda la confianza de la directiva al señalar que esa era «la palabra clave» al respecto de la pregunta de un periodista. La derrota por un único gol de penalti y el complicado inicio ante rivales llamados a la zona noble no fueron determinantes en la prematura destitución, según su opinión. «Tardaron 15 días en renovarme», recordó.

«Cuando me llaman, no me lo quería creer porque no nos habían dicho nada antes, ni siquiera ese margen que suelen dar a los entrenadores de un partido o dos. Me llama Jorge De Cózar y me dice que quiere vernos. Por el tono yo ya me doy cuenta de que nos van a cesar. Un minuto duró la conversación», explicó.

El preparador que obró una permanencia casi milagrosa el pasado verano reconoce que fue en la rueda de prensa posterior al duelo contra el Mallorca, pocas antes de que el despido se hiciera oficial, la primera vez que escuchó que existiera esa posibilidad: «Cuando me lo preguntan se me escapa una sonrisa. Cumplimos objetivos y después de cinco jornadas, con el equipo a medias y contra los rivales que tuvimos...».

El tono de Juanfran, no obstante, fue cariñoso: «Al Lugo lo recordaremos siempre porque fue nuestro primer equipo profesional. Nos han marcado los jugadores, la gente del club y la afición». «Nos vamos con pena, pero con la cabeza muy alta. Felices por lo que creamos entre jugadores, cuerpo técnico y afición en tan poco tiempo. Es algo que normalmente se tarda meses o incluso años en construir. Es difícil juntar gente de tanta calidad humana y demostramos que si tú crees y vamos todos juntos se puede conseguir cualquier cosa».

Plantilla incompleta

También recordó que se va sin haber podido contar con Venâncio y El Hacen: «Me da pena no haber trabajado con la plantilla al completo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Juanfran se despide con elegancia del Lugo: «Ojalá sea un hasta pronto»