El liderazgo fue la clave de Juanfran para cambiar el chip de la plantilla

Los psicólogos Joaquín Dosil y Julio Torrado destacan la gran labor del técnico en el plano mental

Juanfran en un rondo junto a sus futbolistas durante uno de los últimos entrenamientos de la temporada
Juanfran en un rondo junto a sus futbolistas durante uno de los últimos entrenamientos de la temporada
P. A.

En un final de temporada tan apretado, tanto por el calendario como por la situación clasificatoria, el Lugo sorprendió mostrando una confianza plena en sus posibilidades. Pese a partir con todas las de perder a falta de siete jornadas, los jugadores creyeron en el mensaje de su nuevo míster, ese que les invitaba a tener fe y no dar nada por imposible, y lograron el objetivo.

Joaquín Dosil y Julio Torrado, expertos en psicología deportiva, coinciden en el principal efecto de un relevo en el banquillo: la reactivación. Cuando llega un nuevo míster, los jugadores que estaban siendo titulares pierden su ventaja, por lo que tienen que volver a demostrar que merecen el puesto. Mientras, los que estaban participando menos, vislumbran una oportunidad.

Además de las ganas con las que los jugadores saltaban al césped, la llegada de Juanfran coincidió con cierta mejoría en la condición física de los futbolistas. Esta evolución en el rendimiento deportivo es otra consecuencia del trabajo en el plano mental, como indica Joaquín Dosil: «La parte física y la mental van unidas, hay gente que intenta separarlas, pero es un error. Tiene que haber una predisposición de ambas para poder rendir al máximo. De ese equilibrio depende el nivel. En muchas ocasiones, se carga sobre la parte física o la mental el resultado, independientemente de que sea positivo o negativo, pero la clave es conjugar ambas». Julio Torrado añade también la capacidad para optimizar esfuerzos como elemento clave. En su opinión, mejorar en el aspecto psicológico permite optimizar los esfuerzos porque «al estar confiado, sabes lo que tienes que hacer y eso te lleva a estar estás mucho más centrado»

Un líder apoyado por todos

¿Cómo puede un entrenador conseguir en tan poco tiempo que todo el equipo tenga fe ciega en él? Para Dosil, la clave está en dos vertientes del liderazgo: el ejercido gracias a su pasado y el que resulta de su trabajo diario con los jugadores. El primero venía de serie al tratarse de un exfutbolista con una trayectoria tan exitosa; el segundo, es el fruto de «demostrar a los chicos en el día a día que la confianza que dice tener en ellos es algo real».

Esa fe mutua entre el técnico y su plantilla se vio reflejada nada más terminar el encuentro ante el Mirandés que certificaba la permanencia del Lugo en Segunda. Tras de la euforia posterior al pitido final del árbitro, la plantilla se unió para mantear al hombre que los había dirigido hacia su objetivo. En la noche del miércoles, minutos después de anunciarse oficialmente la continuidad de Juanfran y su segundo, Adrián Rubio, en el banquillo, dos pesos pesados de la plantilla como Manu Barreiro e Iriome, hicieron pública su alegría. Para Torrado, esos tuits evidencian que «ha habido una buena conexión. Eso es clave, no es solo saber y ser capaz de, sino liderar, conseguir encabezar una idea con la que el resto del equipo se sienta identificado. Es bueno que se evidencien ese tipo de afectos, porque siempre fortalecen, a Juanfran y su equipo les habrá sentado bien. Encima es su primera experiencia en el fútbol profesional, entonces ahora estará en una nube».

Dosil, que conoce de primera mano el vestuario después de trabajar para el club la pasada campaña, subraya la importancia del mensaje en el caso del futbolista canario: «Iriome es una persona con gran experiencia y uno de los capitanes del equipo, entonces está demostrando que el vestuario quería que Juanfran continuase. El club y la dirección deportiva han tomado una buena decisión, porque para empezar un proyecto es fundamental que los jugadores crean en el entrenador»

Un impulso a las gradas

Dos temporadas con tanto sufrimiento pueden servir también para reenganchar a una afición. Así lo ven ambos expertos, que coinciden en que la lucha de los jugadores estas campañas por mantener en Segunda al club de su ciudad debería animar a la gente de Lugo a bajar al Ángel Carro para apoyar a su equipo en su décimo año en Segunda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El liderazgo fue la clave de Juanfran para cambiar el chip de la plantilla