Los jugadores del Lugo volvieron al trabajo «en muy buena forma»

Curro Torres asegura que el protocolo «se cumplió a la perfección» en el primer día de trabajo de la fase 0


Nunca se habían imaginado los futbolistas del Club Deportivo Lugo trabajar en las condiciones en las que lo hicieron ayer, en el regreso a los entrenamientos después de casi dos meses encerrados en sus casas sin poder dar una triste patada al balón. Aislados de las voces de Curro Torres —en la grada—, por turnos y sin poder hace uso de los vestuarios, los futbolistas rojiblancos dieron el pistoletazo de salida a la fase inicial del proceso que, en contra del deseo de gran parte de la sociedad y muchos equipos, concluiría con el regreso a la competición. «Es otra manera de poder ver el entrenamiento y de trabajar Lo más importante es que los preparadores físicos lleven el control y nosotros solo tenemos que supervisarlos», explicó el preparador del equipo lucense en un momento del primer día de trabajo, que se prolongó hasta bien entrada la tarde y en el que los futbolistas debieron llegar al Ángel Carro con 15 minutos diferencia.

Cada jugador trabajó casi una hora sobre el césped del estadio albivermello. Fue una sesión «a un ritmo no muy elevado, pero constante y con poco margen de recuperación», detalló Curro Torres. «Al ser el primer día hicimos un poco de todo: activación, fuerza, ejercicios con balón y algo de carrera», precisó el preparador, satisfecho por poder volver al trabajo y por comprobar que sus hombres llevaron a cabo las tareas que les hacía llegar el preparador físico. «Han venido en muy buena forma y bastante bien de peso», destacó. «Como es lógico, unos sufren más que otros en este primer entrenamiento, pero conforme vayan pasando los días irán mejorando y ganando mejores sensaciones» añadió.

En este primer paso de la desescalada no hubo que lamentar bajas inesperadas. Los test del covid-19 a los que se sometió la plantilla el pasado martes arrojaron resultados negativos y por el terreno de juego desfilaron 25 futbolistas del primer equipo y siete del filial, el Polvorín. Todos ellos acudieron al Ángel Carro con la indumentaria de trabajo ya puesta y concienciados para adaptarse a las singulares medidas de prevención contra el coronavirus. «Hemos tratado de aplicar todas las medidas y creo que el protocolo se cumplió a la perfección», señaló el míster.

La plantilla volverá a trabajar hoy en una jornada en la que el primer futbolista está citado para las 8.30 horas en las instalaciones del Ángel Carro. Mañana también les tocará sudar a los futbolistas albivermellos

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los jugadores del Lugo volvieron al trabajo «en muy buena forma»