El Lugo pasa los test del covid-19: «Es molesto, rápido y sencillo»

Los capitanes, el director deportivo y el entrenador fueron de los primeros en hacer las pruebas en el punto de partida  hacia el «ansiado» reagrupamiento sobre el campo


Con puntualidad británica y cierto nerviosismo fueron llegando de manera escalonada los jugadores del Club Deportivo Lugo para pasar el tan polémico test del coronavirus ordenado por la Liga y amparado por el Ministerio de Sanidad para poder reanudar los entrenamientos. En las instalaciones del Ángel Carro, previamente desinfectadas, les esperaban la profesional encargada de hacer las pruebas y el jefe de protocolo el club. Desde primera hora de la mañana, todos y cada uno de los integrantes de la plantilla, a excepción de Leuko —en Camerún por un problema familiar grave— y el lesionado Campillo—, y del cuerpo técnico se sometieron a los test PCR que determinarán si hay algún contagiado y cuyos resultados se conocerán, «en principio», este jueves. Tino Saqués, el presidente, fue otro de los rojiblancos que asistió a la prueba, así como diferentes auxiliares y utilleros y los siete jugadores del filial que entrenarán con el primer equipo: los porteros Julen y Ángel Fraga, y Morais, Quindimil, Matías, Chiqui y Álex Rey.

«Un poco molesta, pero sencilla y rápida». Así definió la experiencia Manolo Mandiá, el director deportivo del club. «Nos ha dicho que el jueves tendremos los resultados, así que el plan es empezar a entrenar ya el viernes en esa primera fase con grupos de seis como máximo», explicó Mandiá, que fue uno de los primeros en someterse a la prueba. Entre los miembros de la plantilla que también debieron madrugar para pasar el test se encontraban los tres capitanes, Carlos Pita, Fernando Seoane e Iriome, y otros pesos pesados dentro del vestuario como Josete Malagón, Mathieu Peybernes, José Carlos y el meta Alberto Varo. El técnico, Curro Torres, también tuvo cita para primera hora.

A Peybernes, cuyo futuro parece estar bien lejos de Lugo por la cantidad de ofertas que maneja, la prueba también le resultó «molesta». El central francés, como todos sus compañeros, tiene ganas de empezar ya con el «ansiado» reagrupamiento sobre el terreno de juego, que será paulatino puesto en esta primera fase de la desescalada no podrán coincidir más de seis jugadores sobre el césped. «Tenemos muchas ganas de pisar el campo y tocar el balón, pero hay que ir poco a poco», declaró el central cedido por el Almería, al que el encierro se le hizo largo. «Casi dos meses en casa es mucho tiempo y era necesario buscar una manera de volver a entrenar más o menos normal. Es muy importante para nosotros, sobre todo en el tema de la mentalidad», razonó el defensa albivermello.

Más pruebas médicas

El chequeo médico que deberán pasarán los futbolistas del equipo rojiblanco antes de reanudar los entrenamientos no acaba aquí. A lo largo de la jornada de este miércoles se llevará a cabo una rueda de reconocimientos similares a los de pretemporada para determinar el estado físico y de salud de cada jugador, según anunció el club a principios de semana. El jueves será el día en el que, previsiblemente, conocerán si hay algún positivo en la plantilla y el viernes, salvo indicación contraria, se producirá la vuelta al trabajo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Lugo pasa los test del covid-19: «Es molesto, rápido y sencillo»