El Lugo teme que la suspensión liguera frene su crecimiento

Atendiendo a consejos médicos, elaborará un plan de trabajo «que afecte lo menos posible a nuestra rutina», dice Curro Torres


El Club Deportivo Lugo esperará a conocer con exactitud los detalles más relevantes de la expansión del coronavirus para pensar en un plan de actuación. El personal del club recibirá este viernes una charla a cargo de profesionales sanitarios del HULA a partir de la cual elaborará su plan de trabajo de los próximos días, que estará pensado en reducir las consecuencias del parón liguero en su rendimiento y, por supuesto, en «minimizar el riesgo de contagio». Así lo hizo constar el presidente del club, Tino Saqués, en su intervención ante los medios, junto a Curro Torres, poco después de que se hiciera oficial la suspensión de las dos próximas jornadas. «Estamos ante una situación realmente preocupante y debemos afrontarla con la responsabilidad que toca», destacó el mandamás antes de informar de la charla y su finalidad: «Todos sabemos que hay cosas muy claras que debemos evitar, pero queremos saber más: síntomas, pautas a seguir, medidas preventivas... Y a partir de ahí crear un protocolo de actuación».

Al igual que Saqués, el entrenador rojiblanco considera que lo más importante es preservar la salud del personal del club -«la salud de las personas está por encima del fútbol», destaca Curro Torres-, pero su inquietud ante las secuelas que pueda dejar el parón en el estado de su plantilla es inevitable. «Tras la charla decidiremos. Lo interesante sería llevarlo de la mejor manera y poder confeccionar un plan de trabajo que afecte lo menos posible a nuestra rutina», indicó el preparador, que nota en sus hombres la preocupación lógica por la propagación del coronavirus, pero no más que en cualquier otro profesional. «No hay psicosis en la plantilla. Hemos trabajando con normalidad esperando acontecimientos y hasta última hora no hemos tenido ninguna conversación sobre lo que podía ocurrir. Como se iba a jugar a puerta cerrada incidimos en ese aspecto, pero ahora nos enfrentamos a otro escenario», añadió. Sobre la opción de jugar sin público, la primera medida que se decretó, Curro Torres manifestó lo siguiente: «Yo lo que quiero es jugar, disputar los partidos, aunque lo que yo quiera no quiere decir que sea lo adecuado. Jugar uno o dos partidos a puerta cerrada no es lo mejor, pero tampoco nos condicionaría mucho».

Tampoco hacía ascos Tino Saqués a la medida adoptada inicialmente por la LaLiga de disputar los encuentros con los campos vacíos. «Lo que todos queremos es jugar con público, pero no pasaría nada por hacerlo a puerta cerrada. No sería el primero ni el último», dijo el presidente para dejar claro que el Lugo no se suma a ninguna campaña y permanece en terreno neutral. «Acataremos lo que nos digan». Como muchos dirigentes y aficionados, Saqués tiene dudas de que el campeonato vaya a reanudarse tras esta cuarentena e incluso llegue a completarse, si bien prefiere no adelantarse a los acontecimientos. «Lo único que podemos hacer es esperar y ajustarnos los tiempos que marquen las autoridades sanitarias», razonó, no sin recordar que si la liga se cancela de manera definitiva podría repercutir en los ingresos televisivos de los clubes.

Por otra parte, el club suspendió «hasta nuevo aviso» los entrenamientos de las categorías de base por el coronavirus.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Lugo teme que la suspensión liguera frene su crecimiento