Un punto que sabe a gloria en Elche: 1-1

Borja Domínguez empató para el Lugo después de una pésima primera parte y de que Varo parase un penalti


Elche: Edgar Badía, Óscar Gil, Verdú, Dani Calvo, Juan Cruz, Gonzalo Villar, Folch, Iván Sánchez (Josan, min 73), Fidel, Nino (Pere Milla, min 85) y Yacine Qasmi (Medina, min 77)

Lugo:  Varo, Campabadal (Yanis Rahmani, min 61), José Carlos, Pita, Canella, Seoane, Borja Domíguez, Álex López (Jaume Grau, min 80), Gerard Valentín, Manu Barreiro (Carlos Castro, min 77) y Herrera

Goles: 1-0, min 31: Nino. 1-1, min 68: Borja Domínguez.

Árbitro: Varón Aceitón, del comité balear. Mostró la cartulina amarilla a los jugadores locales Gonzalo Villar y Yacine Qasmi, y a los visitantes Seoane, Borja Domínguez y Gerard Valentín.

Incidencias: 10.035 espectadores en las gradas del Martínez Valero. Partido correspondiente a la cuarta jornada de Segunda División.

El Club Deportivo Lugo sumó en el Martínez Valero un punto que le supo a gloria. Lo encontró casi por sorpresa, sin haber hecho grandes méritos y traicionando sus principios en muchas fases del partido. En la primera parte pareció un equipo vulgar y reaccionó tímidamente tras el descanso, sobre todo a raíz del penalti que detuvo Varo poco antes del gol anotado por Borja Domínguez. En contra de lo que cabía esperar, el sustituto de Tete en el carril zurdo fue Álex López y no Yanis Rahmani, que debutó cuando peor pintaban las cosas y trajo dinamismo y más profundidad al ataque.

La primera parte del ejército albivermello quedará para el olvido. Quizás asustado por el peaje que pagó ante el Alcorcón, renunció a su estilo, ajustó demasiado el corsé y no fue capaz de rematar ni una sola vez contra la portería del Elche. La batalla se libraba en la zona central del terreno de juego y ahí los creadores del Lugo perdieron casi todas las disputas y apenas pudieron conectar con los hombres más avanzados o hacer aperturas a las bandas, donde solo Gerard Valentín, en la derecha, se dejaba ver en ocasiones esporádicas. Por la izquierda, la presencia era nula. Canella se aplicaba más en defensa y Álex López se metía por dentro para tener más contacto con el esférico.

El partido fue de bostezos hasta el gol de Nino. Incrustado entre José Carlos y Canella, el veterano goleador del conjunto ilicitano remató de manera impecable y prácticamente a placer un centro medido desde la izquierda de Juan Cruz para subir el 1-0 y castigar el pobre rendimiento del Lugo en los primeros 45 minutos, en los que asustó tímidamente al rival en un saque de banda rápido de Campabadal sobre Gerard Valentín que acabó en saque de esquina. El primer tiempo concluía con una acción polémica dentro del área del Lugo en la que Fidel reclamó penalti de Borja Domínguez.

Se esperaban cambios de Eloy Jiménez en el descanso, pero el estratega manchego decidió esperar. La segunda parte arrancó con un zapatazo lejano de Borja Domínguez que rechazó con muchos apuros Edgar Badía. El Lugo regresó al terreno de juego más despierto. Sin embargo, seguía con los mismos problemas para crear peligro en la portería ilicitana y era el Elche el que más cerca estaba del gol. Se habían consumido diez minutos del segundo acto cuando se produjo la acción que determinó el futuro del partido. Iván Sánchez cayó en el área ante la presión de Fernando Seoane y el colegiado, que en un principio indicó saque de meta, decretó penalti tras revisar la acción en la pantalla del VAR. El propió Iván Sánchez asumió la responsabilidad del lanzamiento y Alberto Varo, con una buena estirada, desvió el esférico, que pegó en el poste y se alejó por el lado contrario del área chica sin que ningún atacante pudiera alcanzarlo. El meta albivermello sería de nuevo protagonista pocos segundos después, rechazando con otra gran intervención un disparo seco e intencionado de Nino.

Varo daba una segunda oportunidad a un Lugo que Eloy Jiménez reconstruyó con la entrada de Yanis Rahmani. El extremo francés se situó en el costado izquierdo, Álex López se fue al derecho y Gerard Valentín retrasó su posición hasta el lateral. Los lucenses mejoraron, sobre todo en la precisión en el pase y en la decisión, y avisaron de sus intenciones con un buen centro de Gerard que sacó la defensa con muchos apuros. En el siguiente intento, cuatro minutos después, llegó el empate. Borja Domíguez trazó una perfecta diagonal sobre Rahmani y después apareció en la frotal del área para rematar de forma sútil el centro atrás de su compañero.

Del tramo final del partido cabe destacar otra excelente parada de Varo en un cabezazo de Yacine, dos buenas aproximaciones del Lugo y un remate fallido de Nino en una posición óptima.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un punto que sabe a gloria en Elche: 1-1