Eloy Jiménez: «La afición que me juzgue por mis resultados, no por mi experiencia»

Eloy Jiménez, nuevo técnico del Lugo, promete entregarse al club «24 horas al día» para cruzar la meta  de la permanencia


Su discurso convence. Tanto por el contenido como por la seguridad con que lo expresa con su marcado acento manchego, casi murciano. Eloy Jiménez Moreno (Hellín-Albacete, 1971) transmite ese buen rollo tan necesario en la supervivencia en Segunda División de un Club Deportivo Lugo que ha apostado por poner su futuro en sus manos.

-¿Ha sido muy intenso su primer día de trabajo?

-Los primeros días son así, súper intensos y los más complicados. Uno llega con ganas de recoger mucha información, de atender a todo el mundo, de meterte cuando antes de la dinámica de trabajo... El aterrizaje en un nuevo club siempre es difícil pero no me causa problemas, estoy acostumbrado a ello.

-¿Ha asimilado ya el salto al fútbol profesional o todavía le cuesta creérselo?

-Lo tengo asimilado desde hace mucho tiempo porque nunca he perdido la ilusión y las ganas de conseguirlo. Ha llegado en este momento y desde aquí quiero dar las gracias al Lugo por esta oportunidad que me brinda. Estamos ante una situación y un reto tremendamente difícil, si bien, como dije ayer, tengo una fe ciega en este club, en esta plantilla y en esta afición y entre todos podemos conseguirlo. Estos desafíos son los más difíciles de aceptar, pero los más gratificantes si los sacas adelante.

-A estas alturas de competición habría perdido casi todas las esperanzas de volver a entrenar.

-Ha sido un año en el que tenido muchas opciones de volver. Es verdad que han sido propuestas de Segunda División B, de equipos punteros, y nunca sabes cuál puede ser la mejor, a veces es cuestión de suerte. Aún el domingo se me presentó la oportunidad de ir un club importante de Segunda B que lucha por estar en la promoción...

-Es un perfecto desconocido para la afición y su fichaje ha levantado dudas, sobre todo porque nunca ha entrenado en Segunda División.

-Siempre tiene que haber una primera vez. Guardiola triunfó en el Barcelona sin haber entrenado nunca en Primera División. La experiencia no garantiza el éxito. A mí me gustaría que la afición me juzgara por los resultados, no por la experiencia. En estos momentos lo único que le puedo decir a los seguidores es que me voy a entregar 24 horas al día al CD Lugo.

-¿Cómo se encontró el vestuario después de caer a los puestos de descenso?

-Lo que más o menos me esperaba por lo que me habían contado. Los chicos están muy enteros, con muchas ganas de sacar esto adelante y eso es imprescindible para un entrenador.

-¿Ha visto muchos partidos del Lugo esta temporada?

-Sí, muchos, tanto de Liga como de Copa del Rey. Y la sensación que traigo es que hay mimbres para salir de esta.

-«Potenciar las virtudes y corregir los defectos». Eso dijo en su presentación. Precise, por favor.

-Ahora mismo lo más importante es ser un equipo sólido que sepa dominar en las dos áreas.

-No hay dudas de que la defensa es el talón de Aquiles. ¿Cuál diría que es el punto fuerte del Lugo?

-Últimamente se habla mucho de un estilo que lo llaman transitar, que consiste en robar y salir rápido y eso el equipo lo está haciendo muy bien. Tenemos jugadores que interpretan muy bien este tipo de situaciones. Históricamente el Lugo ha destacado por su buen trato de balón, pero ahora mismo lo que toca es ser sólidos, compactos y efectivos.

-Seguro que ha examinado el calendario y ha echado cálculos.

-Claro, se mira, se mira... y se hacen cábalas. Hay un detalle que es fundamental, que no dependemos de nadie porque tenemos que enfrentarnos a varios rivales directos...

-A dos: Extremadura y Nástic.

-Creo que alguno de los equipos a los que todavía tenemos que enfrentarnos también acabarán implicados en la pelea por la permanencia.

-Quedan 21 puntos en juego y habrá que sumar 12 como mínimo. ¿No cree?

-Más o menos. Si llegamos a los 49 puntos es muy probable que nos salvemos.

-Usted y Monteagudo son paisanos y se comenta que también buenos amigos. ¿Cierto?

-Sí, y me parece una gran persona además de un extraordinario entrenador. También tengo una gran amistad con Javi López, que empezó la temporada; ha sido mi compañero de equipo y mi entrenador.

-¿Le hubiera gustado relevar a otro entrenador?

-Ocupar la plaza de un compañero que acaban de despedir no es agradable, está claro, pero son situaciones que se dan en el fútbol que hemos vivido prácticamente todos los técnicos.

-¿Cómo es Eloy Jiménez en el trabajo diario?

-Tanto a mi como a mi ayudante nos gusta tener todo bien controlado y trabajar siempre pensando en nuestro equipo, más que en el rival. Soy un entrenador participativo, cercano y que procura estar siempre apoyando a los jugadores y fomentar el buen ambiente en el vestuario. Nunca tuve problemas en darle oportunidades a todo aquel que se las gane. Cuando un jugador baja los brazos me lo pone muy fácil

-¿Y en los partidos? ¿Es tranquilo o los vive con nervios?

-Cuando empecé era un entrenador más expresivo y nervioso, y tenía mis problemillas con los árbitros, pero ahora, aunque sigo viviendo los partidos con mucha pasión, me controlo más y no protesto tanto.

-Fue futbolista en el Elche, Castellón,Las Palmas y Córdoba, entre otros, y jugó en Primera con el equipo canario. Delantero, ¿cazagoles o de los que hacen más daño llegando desde atrás?

-Era un delantero goleador, vivo en el área y con velocidad para desmarcarme y dejar atrás a los defensas. Se puede decir que veía portería con facilidad.

-¿Sabe cuántos goles marcó en el fútbol profesional?

-Bastantes. Cada temporada acababa con una buena cifra.

-¿Recuerda alguno con especial emoción?

-Los que hice en Primera División fueron muy especiales, sin duda alguna, aunque he marcado otros también muy importantes que han significado ascensos con el Elche, Castellón o Las Palmas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Eloy Jiménez: «La afición que me juzgue por mis resultados, no por mi experiencia»