El Lugo espanta los fantasmas

Xosé Ramón Penoucos Blanco
x. r. penoucos LUGO / LA VOZ

CDLUGO

Carlos Castro

La victoria ante el Las Palmas devuelve la confianza al equipo y a los aficionados rojiblancos

10 dic 2018 . Actualizado a las 18:30 h.

Los días anteriores a la cita del Ángel Carro ante el Las Palmas era habitual escuchar en los corrillos de aficionados que el partido era de vital importancia para no meterse en una situación complicada en la tabla en una de las temporadas que se presentan más complicadas para un equipo modesto como el Lugo en una competición con más rivales de postín que nunca.

El cierto pesimismo de las gradas nunca logró contagiar a una plantilla que si bien era consciente de que era preciso reconducir la situación con victorias, tampoco dudaba de su capacidad para reaccionar y alejar el fantasma de un posible descenso.

Una de las losas que más estaba pesando al equipo en las últimas jornadas era que su buen juego y la imagen que daba de conjunto competitivo en los últimos partidos, todos ante rivales de gran entidad, no se traducía en resultados. Las victorias se resistían y la situación en la tabla no era la mejor, por lo que tenían marcado en el calendario el compromiso del pasado domingo. Al final esas sensaciones se transformaron en un triunfo, en un partido en el que se mantuvo el bueno juego, pero aderezado con goles en esta ocasión, y que todo apunta a que marcara un punto de inflexión en la trayectoria del equipo.

Protagonista destacado

Uno de los principales protagonistas de la recuperación de los rojiblancos ante el Las Palmas fue precisamente un jugador canario, Cristian Herrera, autor de dos goles y la gran pesadilla de los defensas visitantes. «No es quitarse un peso, es el resultado del trabajo. Tenemos que seguir trabajando igual», manifestó para explicar lo que suponía la última victoria.

Herrera fue el elegido para lanzar el penalti que abrió las puertas del triunfo y demostró que está capacitado para asumir la responsabilidad sin que le tiemble el pulso. «Era importante poder marcar el penalti para que el equipo se pusiese por delante».

En lo que compete a la importancia de que el equipo lograra cuatro goles, su mejor registro en la temporada, Cristian Herrera manifestó que «es positivo debido a que nos permite cerrar una mala racha y confirma que el equipo dispone arriba de jugadores de calidad, al igual que en defensa, pero estoy seguro que seguiremos marcando en los próximos compromisos».

El último rival del Lugo es solo uno de los grandes en una categoría con equipos de un gran potencial. «Nos enfrentamos ante uno de los equipos con mayor presupuesto de la categoría y lo superamos. Es evidente que esta campaña tenemos que medirnos ante conjuntos de un gran potencial, pero es lo que toca», expresó Herrera.

En lo que respecta a la excelente actuación que completó en el ámbito individual, Herrera no personalizó en ello y explicó que «Me alegro de haber marcado dos goles, pero los goles son siempre fruto de un trabajo colectivo y en mi caso solo pretendo continuar ayudando a mis compañeros».