Llega el juego, faltan los goles del Lugo

Segunda A El Lugo completó un gran partido en Pamplona que no logró resolver en ataque


lugo / la voz

El día después de la derrota en Pamplona fue de reflexión para los jugadores del Lugo, conscientes de que rindieron a un gran nivel y que únicamente les faltó fortuna en el remate para sumar los puntos.

Una vez superada la rabia inicial, también por el cabreo con la actuación arbitral, los pupilos de Alberto Monteagudo ya pasaron página para centrarse en una intensa semana en la que tendrán que afrontar dos encuentros, el de copa ante el Levante el próximo jueves fuera de casa y el de liga ante el Las Palmas el domingo en el Ángel Carro. «Tienes que levantarte porque tenemos al Levante y luego viene Las Palmas. Desde ya tenemos que trabajar a tope», manifestó el defensa Josete Malagón.

La manera de seguir creciendo y reconducir esta situación pasa, a juicio de Josete Malagón, por cerrar filas y trabajar unidos. «Tenemos que seguir trabajando y estar todos unidos, apoyándonos para poder sacar esto adelante», expresó el defensa.

Ocasiones claras

El delantero Lazo destacó el buen partido de su equipo y lamentó no haber transformado las dos oportunidades que tuvo, ambas en excelentes acciones individuales. «Siempre le das vueltas a este tipo de acciones cuando no logras transformarlas, pero hay que tener claro que somos humanos y este tipo de cosas pueden pasar. En este caso me sucedió a mí y no hay que darle más vueltas».

Lazo coincidió con su compañero en que es preciso pasar página cuanto antes y centrarse en los próximos compromisos. «Se avecina una semana dura en la que primero vamos a jugar con el Levante en la copa y después con el Las Palmas. Estos dos partidos son ya lo único en lo que tenemos que pensar».

El entrenador de porteros del Lugo, Roberto Fernández vivió un día de contrastes, por un lado feliz por vez a muchos amigos de los que dejó tras su paso por Pamplona, pero también triste tras escapársele al equipo un partido que tenía más que controlado. «Derrota inmerecida después de hacer un gran trabajo. Pequeños pero importantes detalles nos llevaron a la derrota, pero este es él trabajo y camino para estar más cerca de ganar», expresó en sus redes sociales.

Lo que todavía no había cesado en el seno de la plantilla en el entrenamiento de ayer era el malestar por el arbitraje del balear Varón Aceitón, sobre todo por dos jugadas puntuales, un penalti sobre Iriome y un fuera de juego señalado a Cristian Herrera en el que el delantero salió de su campo. Ambas jugadas pudieron haber cambiado el signo de un partido en el que el Lugo mereció más.

Lo que no preocupa tanto es la mala fortuna en el remate del último compromiso liguero, sobre todo por que en el caso del partido ante el Osasuna más que ocasiones marradas por los puntas rojiblancos fueron aciertos del ex deportivista Rubén bajo palos, algunos con fortuna y qeu no fueron gol de milagro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Llega el juego, faltan los goles del Lugo