El Lugo quiere crecer en Pamplona

Segunda A Los rojiblancos pretenden enlazar su segunda victoria seguida ante Osasuna


lugo / la voz

El fútbol son rachas y estados de ánimo y el Lugo de esta temporada no ha enlazado ninguna trayectoria positiva ni se ha mostrado alegre en su juego, excepto en contadas ocasiones. Los rojiblancos son conscientes de ello y por eso quieren que la cita de esta tarde a partir de las 16.000 horas en el Reyno de Navarra en la que se medirán ante Osasuna sirva para encadenar su segundo triunfo consecutivo, un triunfo que les devuelva dos rasgos que han definido a los lucenses en las últimas campañas, la calma y la seguridad en sus posibilidades.

La empresa no se presenta nada sencilla, ya que van a tener enfrente a uno de los equipos más poderosos a favor de ambiente de la categoría, un conjunto que además llega a esta cita muy herido en su orgullo tras el repaso que le dio en la última entrega del campeonato el Deportivo, por lo que precisan un triunfo que les permita seguir mirando la clasificación desde arriba.

Mejorar a domicilio

Los rojiblancos tampoco han sido capaces, excepto en Zaragoza, de demostrar que son un equipo competitivo lejos del Ángel Carro. Hoy disponen de una excelente oportunidad de quitarse de un plumazo la vitola de conjunto endeble a domicilio. Para ello también necesitan mejorar otra de sus lagunas, la efectividad en el remate, aspecto que mejoraron notablemente en su duelo ante el Córdoba, cuya primera mitad debe de ser el camino a seguir para terminar el año en una posición cómoda en la tabla y afrontar el parón vacacional con una cierta tranquilidad.

El entrenador rojiblanco, Alberto Monteagudo, es consciente del potencial del rival, pero tiene claro que su equipo precisa aprovechar la inercia positiva de la última jornada. «Nos medimos a un conjunto que se hace grande ante su afición, pero nosotros venimos de ganar en la última jornada, queremos enlazar otra victoria y creemos que sabemos como poder ganarles».

Un aspecto en el que ha incidido especialmente el entrenador del Lugo, Alberto Monteagudo, es en que sus hombres mantengan la tensión durante los noventa minutos. «Si igualamos su intensidad, tenemos fútbol y opciones para hacerles daño».

El preparador osasunista, Jagoba Arrrasate no oculta que su equipo debería de resultar victorioso, pero no se fía del rival. «Es otra oportunidad de sumar en El Sadar, donde de momento nos estamos encontrando bien, cómodos. Así que a ver si termina bien la semana. En esta categoría no te puedes fiar de ningún rival. El Lugo viene de un resultado positivo y hay que hacer las cosas bien para ganar, como siempre».

Jagoba Arraste alabó a su rival de esta tarde y reconoció que la intención de su equipo es la de llevar la iniciativa. «El Lugo es un equipo valiente y tenemos que estar preparados para varios guiones de partido y que se juegue más a lo que nosotros marquemos y no al revés».

El respeto por el rival ha sido en la previa de este partido la constante en ambos preparadores, convencidos de las posibilidades de sus respectivos equipos, pero también conscientes de la capacidad para hacer daño de sus rivales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Lugo quiere crecer en Pamplona