Revolución tranquila de Monteagudo en el Lugo

Segunda A El técnico modificó el estilo de juego del Lugo, pero con pocos cambios de futbolistas


lugo / la voz

La llegada de un nuevo entrenador, Alberto Monteagudo, al banquillo del Lugo, hacía presagiar varios cambios de jugadores, sobre todo tras desvelar el técnico que iba a varias notablemente el sistema de juego.

Las dos primeras alineaciones que decidió el preparador apenas recién llegado al Ángel Carro sirven para corroborar que la revolución que muchos aficionados esperaban se quedó por el momento en cambios en el sistema de juego, manteniendo la práctica totalidad de efectivos en el equipo inicial que utilizaba asiduamente Javi López.

Primera alineación

El primer once inicial del nuevo inquilino del banquillo del Ángel Carro fue el del partido de Copa del Rey ante el Levante, apenas 24 horas después de ser presentado. En ese compromiso actuaron futbolistas habituales en el torneo copero como Varo, Muñiz, Bernardo, Azeez o Luis Ruiz, dando descanso a los más habituales. El excelente partido que cuajaron los rojiblancos hizo pensar tanto a los aficionados como a los medios de comunicación que siguen al equipo que en el primer partido de liga en el que Monteagudo iba a dirigir a los rojiblancos, el pasado domingo en el feudo del Reus, iban a producirse en la alineación habitual.

La esperada revolución se quedó en nada en lo que a nombres se refiere al no presentar el equipo titular apenas ningún cambio respecto al que usaba con asiduidad Javi López.

La única modificación que realizó el nuevo preparador fue la del punta, otorgando la titularidad a Escriche en detrimento de Dongou, intocable para su antecesor en el banquillo. El otro relevo en el encuentro del municipal de Reus fue la entrada en la medular de Campillo, aunque en este caso el cambio fue obligado por la lesión que sufrió Sergio Gil, titular en las últimas jornadas.

Los nueve futbolistas restantes fueron los mismos que en las dos últimas jornadas con Javi López en el timón, el portero Juan Carlos, los defensas Kravets, Josete, Vieira y Campabadal, los centrocampistas Pita, Seoane e Iriome y el delantero Cristian Herrera.

Las modificaciones que no se produjeron en lo que a nombres de futbolistas se refiere se pudieron ver con claridad en el estilo de juego, sobre todo durante los primeros 45 minutos tanto del enfrentamiento copero contra el Levante, como el de liga frente al Reus.

Las primeras premisas y que en la rueda de prensa repitió como un mantra Monteagudo fueron presión para defender en campo contrario y verticalidad. Sus jugadores, aunque las alineaciones fueron distintas en ambos partidos, entendieron el mensaje y sorprendieron a sus rivales con la presión agobiante sobre la salida del balón, táctica que les funcionó solo durante una parte, ya que en los segundos tiempos reaccionaron sus rivales. El resultado en lo que a juego se refiere no pudo ser más satisfactorio y permitió ver al mejor Lugo de la presente campaña.

Laterales ofensivos

Otra característica del juego de los rojiblancos será que los dos laterales van a disponer de espacio para subir y se desdoblarán en todas las oportunidades que se les presenten. Iriome y Luis Ruiz lo hicieron en el duelo copero y Campabadal y Kravets siguieron su ejemplo en la liga. Los cuatro se prodigaron en ataque y dieron buenos centros a sus compañeros.

La otra modificación que se pudo observar en los dos primeros partidos es que Monteagudo juega con un nueve de referencia, por lo que Escriche o Jona son los llamados a pelear por ese puesto, mientras que Javi López estaba apostando por un delantero con mayor movilidad como Dongou, que no tiene características de finalizador con un perfil más de media punta o de segundo delantero.

La primera impresión es que Monteagudo no ha querido meter el bisturí demasiado en el equipo y que su teórica revolución será pausada y llegará poco a poco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Revolución tranquila de Monteagudo en el Lugo